siguenos
México Bárbaro: cine colectivo


por Patricia Girón

 

A pesar de la infinidad de premios y su proyección internacional, el ámbito cinematográfico mexicano es conocido sólo por su superficie, pero si lo relacionamos con la cultura que abarca nuestro país, con respecto a tradiciones y leyendas, se puede lograr un gran proyecto como lo es México Bárbaro.

Este filme promete exhibir en la pantalla grande una serie de leyendas, relatos y tradiciones de carácter popular en formato de cortometrajes bizarros que nos introducirán en una antología de horror.

México Bárbaro pretende mostrar historias que desde tiempos remotos han formado parte de nuestra cultura popular: Duendes, chamanes, fantasmas, sacrificios aztecas y desde luego nuestro tradicional Día de muertos son algunos de los temas que conforman esta antología. Hechos fantásticos que se plasmarán en un contexto urbano que sorprenderá al espectador.

Las leyendas y tradiciones mexicanas son la principal inspiración México Bárbaro, filme que por primera vez reúne a 8 de los directores nacionales con mayor influencia en el cine fantástico o de terror.

Participan Lex Ortega, impulsor y creador de la idea de este original proyecto y hoy en día  uno de los mejores representante del cine de terror independiente en México, el cual recordamos por su polémico cortometraje, Atroz (2012); Aarón Soto, es una pieza ciberpunk del cine mexicano, a quien conocemos por su cortometraje Omega Shell (2001); Jorge Michell Grau, director conocido por su opera prima Somos lo que hay (2010) y por Chalán (2012), y Ulises Guzmán, realizador , productor y escritor del cortometraje animado Mala Pata (mismo que participó en diferentes festivales nacionales e internacionales y ganador de múltiples premios) y por supuesto de Alucardos (2011).

También podemos ver el trabajo de Isaac Ezban (El incidente, 2014), Laurette Flores (quien ya nos presentaba historia violentas en su corto Bautizo, 2013), Edgar Nito (Y volveré…, 2010) y Gigi Saul Guerrero (directora especializada a nivel internacional por su serie Choose Your Victim, 2012, exhibida en internet).

Uno de los aspectos más importantes de este proyecto es la realización de una plataforma y un foro en redes sociales que permitirá que los interesados en la industria cinematográfica y en el género fantástico muestren y ofrezcan sus trabajos con el propósito de generar nuevos proyectos, así como crear un “banco de guión” para brindar ayuda en cuestiones de producción.

Aún no se confirma con exactitud la fecha del estreno, pero se ha anunciado para este 2014. Sin duda alguna México Bárbaro se trata de un proyecto ambicioso liderado por mentes diestras dentro del cine de terror, así que estamos seguros de que será un gran impulso para la industria cinematográfica mexicana ya que apuesta por elementos y por un género que en apariencia no es tan reconocido, pero sí bastante visto en nuestro país.

 

***

A continuación compartimos una entrevista con Ulises Guzmán acerca de este proyecto.

 

¿Qué es el miedo?

Sabes, en el sentido más concreto, el miedo es lo contrario a la comprensión. Es decir, es nuestra lógica reacción ante lo desconocido, lo descomunal, a la otredad… el miedo ha estado siempre con nosotros y si antes, guarecidos en cavernas le temíamos al rayo, hoy le tememos al universo. El miedo es el motor humano –para bien y para mal–; nos ha llevado a construír todas esas instituciones que hoy se vuelven contra nosotros. ¿Tenemos miedo a la no existencia?, creamos una religión; ¿miedo al rechazo?, nos casamos; ¿miedo a la otredad?, fundamos clubes exclusivos, paises, estados con nuestros iguales.

Para mí, el miedo es la piedra fundamental sobre la que está basada nuestra concepción de orden social, económico, psicológico e individual. Nos educan para tener miedo y vivimos de acuerdo a eso.

 

¿Por qué armar una película de terror?

Le robo las palabras a un poeta mexicano, José  Carlos Becerra, quien dice:

El terror es una pasión sagrada,

Una puesta en escena de nuestra propia inocencia.

Y de nuestra propia revelación.

Cuando era pequeño no entendía esa compulsión que me arrastraba ver películas todo el tiempo. Cinefilia le dicen. Para mí era pasión, dolencia, holocausto y por supuesto placer, y ver cine de terror, era el mejor placer, el culpable… yo hice click con el cine de terror, porque en mi particular experiencia, el verlo, me obligaba a presenciar sin rubor, mi inocencia y me daba la posibilidad de indagar en mi lado desconocido. Más tarde, cuando me hago cineasta, descubro que lo que contaba tenía la influencia de todas las películas de terror que había visto, es decir, entiendo que esas películas no sólo me gustaban, sino que se habían colado a mi ADN visual y ahora eran parte de mi discurso narrativo. Entonces asumí mi gusto por ellas y es por eso –porque entiendo lo que un relato de terror puede provocarte–, por lo que digo que vale la pena armar una película de terror. Una de éstas películas te puede acercar de golpe a imágenes que considerabas imposibles de concebir, a temas que son tabúes, a efectos que son la vanguardia. Armar una película de terror es algo muy complicado y requiere de especialistas en ese tipo de narrativas. La verdad es que no cualquier cineasta hace una buena película de terror.

 

En tu opinión, ¿qué le da el cine de género al cine mexicano que no le daría otro tipo de cine?

El cine de género es lo que ha construido desde el siglo pasado a la iconografía del México imaginario: luchadores enmascarados, ficheras, barrios bajos, charros cantores, vedettes, padrotes, mujeres bellas sin corazón, ladrones buenos, monstruos y viajes a la luna, vampiras lesbianas, charros contra gangsters, y ahora con el videohome, la exaltación y apología de los narcotraficantes y su estilo de vida. Es un México que recrea la concepción que  tiene de sí mismo. Sin un análisis profundo, el cine de género representa las aspiraciones, las catarsis y los atavismos culturales del pueblo que se ve reflejado ahí. Además, fuera del país se valora mucho la aportación de éste cine a la imaginería mundial.

 

Sabemos que aparte de buen cineasta, eres cinéfilo. Cuéntanos tu experiencia con el cine de terror mexicano.

Esta parte es bien dificil para mí, ya que soy juez y parte, asumiendo que respeto mucho el trabajo de colegas y amigos. La verdad es que el ser programador de festivales de cine de terror me ha traido la posibilidad de ver muchas buenas películas, cortas y largas, pero también me ha obligado a presenciar horas y horas de abortos fílmicos que son ultrajes a todo criterio y razón, rollos y rollos de perversión y blasfemia sin sentido que me han estremecido en grado sumo, jajaja.

Pero siempre se encuentran joyas y el cine mexicano está lleno de ellas: El fantasma del convento de Fernando de Fuentes, Hasta el viento tiene miedo de Carlos Enrique Taboada, Alucarda de Juan López Moctezuma, Cronos de Guillermo del Toro, Somos lo que hay de Michel Grau… y ahora vienen unos bárbaros del terror; muy bárbaros y muy talentosos para el relevo, los que estan haciendo México Bárbaro: Aarón SotoEdgar NitoGigi Saúl GuerreroIsaac EzbánJorge Michel GrauLaurette Flores, Lex Ortega y yo…

 

¿Crees que el terror ha logrado sus objetivos dentro de la historia del cine mexicano?

En general no, pero en particular sí. Sin embargo, internacionalmente, siempre funciona un ciclo de cine de terror mexicano, ya sea para que vacilen con él o para que sí les espante. Afuera les encanta la desmesura de nuestros relatos. Insisto, fuera de México se le da otra lectura a éste género de películas mexicanas, una lectura más de cachondeo, y las que sí logran conseguir el objetivo de asustar gente, pues hoy son de culto.

 

¿Cómo se ve hacia afuera el cine mexicano de terror?

Como un universo en sí. Hay festivales que de planta tienen un segmento dedicado a estas películas, ya sean nuevas o viejas. Creo que se trata del género que más se conoce del cine mexicano, exceptuando quizá a las películas de charros.

 

¿Por qué traer a colación el gran ensayo político y social de J.K. Turner con el título?

Lo que está viviendo hoy nuestro país es la consecuencia lógica de un sistema bárbaro en el que está inmerso. El imaginario colectivo está lleno de escenas que son reales y que vemos en la red, imágenes bárbaras… nosotros hemos decidido reelaborar las  leyendas de terror de México y hemos tomado esas escenas reales para integrarlas a un discurso ficcional, mítico. Es por eso que viene muy a cuento el título de ese ensayo que ahora es clásico, pero que sigue vigente, las condiciones del país, aunque diferentes, son iguales a cuando se escribió.

 

¿Cómo se reunieron o eligieron a los cineastas participantes en México Bárbaro?

Lex Ortega es el causante de todo, los demás somos sus amigos.  Por otro lado, Michel Grau, con el gran prestigio que ha adquirido, nos ha abierto puertas en el extranjero de tal forma que aún no se filma la película en su totalidad y ya es esperada en festivales muy prestigiados y por distribuidores.

 

¿Qué vamos a ver en México Bárbaro?

Un crisol de relatos cortos de terror con mitología mexicana y mucha sangre. Además nos propusimos cero censura e independencia en la producción, asi que pueden venir muchas sorpresas por ahí, ya que no estamos sujetos a las normas que se han enquistado en las producciones recientes de México: la autocensura, el chantaje sentimental, el chistesín gratuito… se trata de que sea como el título: cine Bárbaro.

 

¿Fuera del tuyo, tienes algún segmento favorito?

Favorito no. Lo que pasa es que aún no se terminan, ergo no se… todos prometen y el que está más adelantado, el de Gigi, está genial.  De hecho nos puso una medida muy alta al resto.

 

¿Qué podemos esperar de tu segmento en México Bárbaro?

A mí me parece genial: 7 veces 7, con un guión de Paulo Riqué. De forma mítica aborda los confines de la venganza entre humanos, toca el tema del chamanismo y los nahuales, además es una metáfora de éste México, inmerso en una guerra fraticida. Para mí como director, se me presenta la oportunidad de, en muy poco tiempo, contar una historia extraordinaria y muy diferente a Alucardos.

 

¿Alguna impresión del “cine en cooperativa” que puedas darnos a propósito de este proyecto?

La clave es el respeto, la camaradería y el no querer agandallarse. Hay confianza entre los que estamos participando porque estamos conscientes de que hay muchos ojos atentos a ver lo que sucede con el proyecto, hasta dónde llegará y cuál será su verdadero alcance. Por lo pronto las expectativas desde dentro son fuertes y sabemos que desde fuera también. Así que estamos organizándonos de una forma que probablemente no es la más novedosa, pero sí la más efectiva. En mi caso, todo aquel que aporte trabajo o cosas tendrá su respectivo porcentaje del porcentaje relativo a mi segmento. ¿Complicado?, así es esto de hacer cine.

 

28.04.14

Patricia Girón Velarde


@PatyGirVel

Comunicóloga. Simpática, sarcástica y realista. Siempre viéndole el lado bueno a la vida y aceptando el malo. Amante del cine y sus historias; de la música y sus emociones.

....ver perfil
Comentarios:
28.04.14
Ivan Garcia dice:
Súper padre la entrevista que bueno que publiquen este tipo de cosas mas independientes y excelente redacción
28.04.14
Alfredo Vargas dice:
Órale que cool entrada!!
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*