siguenos
Sing street: este es tu momento

John Carney regresa a las andadas del musical y del drama-comedia romántio que tanto éxito le han dado y comienza a oler a fórmula en su quinta película en solitario. Con su octava película —cabe rescatar que sus primeros filmes con Tom Hall suenan más honestos y rudos— se afirma como un autor lleno de miel que no dudará un segundo en ofrecer filmes entrañables para quienes gustan de la música pop. Pase a leer sobre este filme que lo pondrá a bailar.

 

El esplendor de la nostalgia ochentera

por Qornelio Reyna

 

Chico conoce a chica. Una formula sencilla que se repite año con año en el mundo cinematográfico. Algunas se convierten de inmediato en clásicos (sean chic flicks o blockbusters cursilones), otros se vuelven obras de culto, pero todas y cada una hacen un aportación a la cultura popular y a cierto discurso sobre el amor.

En esta temporada el realizador John Carney (Once, 2007; Begin Again, 2013) presenta en México su más reciente filme titulado Sing street: este es tu momento (Sing Street, 2016), protagonizado por Ferdia Walsh-Peelo y Lucy Boynton. La historia nos remite a Irlanda a mediados de los años ochenta, en una época de crisis económica generalizada en el Reino Unido, que repercute en los barrios más bajos. En este contexto, la explosión de la contracultura y su impacto en las formas artísticas tendrán alcance en las entonces nuevas generaciones.

En Sing Street, Conor conoce a la joven y misteriosa modelo, Raphina, frente a su nueva escuela católica y para impresionarla decide iniciar una banda, por supuesto con ella como principal fuente de inspiración. El viaje lo llevará a recibir de su hermano mayor las mejores influencias musicales que incluyen a clásicos como Duran Duran, The Cure, Spandau Ballet y demás parafernalia ochentera.

Mientras su familia se resquebraja y su banda sale a flote con mucho talento y ganas de rockear, Conor descubre el amor, los sentimientos encontrados de la adolescencia, la madurez y la hermandad. Si bien la película hace gala de un tierno tributo a la contracultura ochentera, el glam y  la juventud, no logra explotar con fuerza sus personajes secundarios, quienes podrían ser medulares, específicamente los miembros de la banda quienes siendo un surtido rico de personalidades, sólo importan al inicio.

Aun así, la cinta recuerda a clásicos como Casi famosos (Crowe, 2000) o Submarine (Ayoade, 2010) e incluso a otro tipo de películas sobre adolescentes escapistas como Moonrise Kingdom (Anderson, 2012), y aunque puede presentarse fantasiosa o muy azucarada, sí que llega a recordar con nostalgia una época de frenesí juvenil incluso en las generaciones que no pertenecieron a ella.

El éxito o fracaso de la fórmula “chico conoce chica” se basa entonces en sus variables, su contexto, sus diálogos y sus personajes. Y es que Sing Street cuenta con elementos que la hacen entrañable: un buen reparto de jóvenes actores, grandes piezas musicales, referencias a otro tipo de audiovisuales, no sólo películas sino videoclips –el filme se sitúa en el boom de MTv– y una narrativa que por alguna razón, quizá por puro sentimentalismo, nos gusta recordar constantemente.

 

25.09.16

Qornelio Reyna


@Johnny_Mofeta
Comunicólogo en formación, cinéfilo de vocación con esperanzas de realizar estudios cinematográficos en alguna institución, en la calle, en las salas, afuera del Elektra viendo las películas del canal 9... donde sea.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*