siguenos
FICUNAM 05. El escarabajo de oro

Porvenir

 

La loca aventura de hacer cine

por Fco. Javier Quintanar Polanco

 

Definitivamente, una de las más agradables sorpresas en la presente edición del FICUNAM nos llega desde Argentina, de la mano del realizador Alejo Moguillansky, quien en su más reciente trabajo realiza un delicioso coctel multigénero y multireferencial.

Y si, El escarabajo de oro tiene que ver con el cuento de Edgar Allan Poe, pero también se relaciona con La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson, con la figura de Victoria Benedictsson (malograda poetisa sueca), y con la historia del político argentino Leandro N. Alem… Todo ello toma parte activa en este relato.

La semilla de este (en apariencia) descabellado proyecto es generada por una iniciativa del festival danés CPH DOX, en la cual se reúne a un cineasta europeo con un colega tercermundista con el fin de realizar un proyecto en conjunto. Los elegidos en esta ocasión, son la realizadora sueca Fia Stina-Sandlund y (adivinaron) el argentino Moguillansky.

Los realizadores establecen un juego donde la ficción y la realidad están divididas por una delgada línea, que cruzan repetidamente en ambas direcciones. En dicha metaficción, Stina-Sandlund es una presencia que dirige todo a la distancia, con su voz resonando a través de un celular en todo Buenos Aires, pretendiendo que se realice un bio-pic sobre una poetisa paisana suya, considerada precursora del feminismo y que se quitó la vida a temprana edad. Moguillansky por su parte, es convencido por Rafael Spregelburd (uno de sus actores) de rodar en su lugar la vida de Leandro N. Alem (fundador de la Unión Cívica Radical) en la región que lleva su nombre. Sólo que los motivos de este cambio no obedecen meramente a un principio artístico, sino a una ambición personal y secreta: Spregelburd cree fervorosamente que en ese lugar está oculto un valioso tesoro del siglo XVII.

Lo que sigue a continuación es una deliciosa farsa en la que el crew de rodaje, la esposa de uno de los actores, una bailarina y una granjera sueca se involucran en esta búsqueda que de principio parece un disparate, pero que poco a poco deja de serlo (aunque no mucho). Además de que algunos miembros del grupo maquinan un complot con el fin de apropiarse del tesoro antes que los demás.

Hay varios aciertos que hacen de este trabajo una disfrutable experiencia. El primero de ello es la ligereza con la que la historia es abordada, entendida ésta no como un tratamiento superficial de los acontecimientos, sino más bien como un muestrario de éstos que se exhiben (y se actúan) con una naturalidad y sencillez refrescantes, así la historia transcurre de manera fluida, sin necesidad de valerse de artificios ni vueltas de tuerca forzadas.

Por otra parte, la película se beneficia de la combinación de géneros, donde la comedia y la intriga conviven en armonía, y sirven para potenciar algunos apuntes sobre el feminismo, la política, el colonialismo, el racismo y la cinefilia desatada. Sin embargo, no se piense que estamos ante una obra que busca adoctrinar al espectador sobre alguno de estos temas, sino que se limita sólo a eso: ofrecer apuntes (unos más serios, otros verdaderamente jocosos) que se desprenden de las situaciones que se van dando.

Otro acierto es darle voz cantante no sólo a los personajes centrales, sino también a los mismísimos Alem y Benedictsson, quienes desde su particular punto de vista, hacen la narración de algunos acontecimientos para ayudar a llenar las áreas grises en la trama.

Y, por sobre todo, es de agradecer el trato del proyecto, al plantearlo como lo que el cine en esencia es: una loca aventura emprendida por un grupo de amigos hacia la búsqueda de algo que se puede volver incierto y que no se sabe en qué terminará (ni quien se beneficiará al final), pero en la que todos hacen hasta lo imposible por conducir a un buen término.

 

03.02.15

Fco. Javier Quintanar Polanco


Comunicólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Editor del fanzine independiente A.T.P. de 1987 a 1992. Actualmente, es colaborador en las publicaciones electrónicas Revista Cinefagia y El Patas.Net. ....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*