siguenos
The Exquisite Corpus

El maestro del found footage, el cineasta austriaco Peter Tscherkassky (Outerspace, DreamWorks) presentó en la Quincena de Realizadores de Cannes su nuevo filme, The Exquisite Corpus: 19 minutos de montaje, de entremezclas, de sobreimpresiones, de fusión de imágenes eróticas proveniente de fuentes diversas. Resultado: el filme más erótico del año. Una pantalla irradiante de deseo. Aquí le preguntamos sobre su proyecto:

“El punto de partida fue la mezcla entre la exquisitez del cuerpo y la idea del cadáver exquisito. Así que utilicé material erótico y pornográfico aunque de manera disimulada. Existe una cita famosa de Roland Barthes en la que dice que el erotismo entra por una grieta. Este fue el leitmotiv: crear un filme muy intenso y seductor hecho con material explícito pero sin mostrar lo explícito. El cadáver exquisito es una técnica azarosa donde los participantes crean una obra sin saber qué es lo que los otros están creando. Uno dibuja un brazo, el otro una pierna y así. Aquí yo soy quien dirige el azar, en la elección de filmes diversos y en crear una nueva figura. Pero el secreto de mi trabajo estriba en los tiempos. Paso mucho tiempo mirando las imágenes hasta conocerlas bien una por una. Dedico grandes periodos en el cuarto oscuro avanzando paso por paso. 

Por azar encontré una bobina de 10 minutos de un filme de los años 60 hecho por nudistas, donde el sexo no juega ningún rol, sino que el objetivo es mostrar los cuerpos desnudos.  Es un pequeño filme de ficción donde los personajes se extravían. La mujer duerme sobre la playa, sus amigos la buscan, al final levanta la cabeza y comienza a sonreírle a otra chica. Es una imagen icónica. Mi idea fue tratar la seducción <>

Con el efecto de la sobreimpresión se produce la ilusión del sueño. Pienso en Meshes of the Afernoon de Maya Deren,  por la asociación entre el sueño y surrealismo. Y es que un sueño es visual pero no óptico.  Se involucran todos los sentidos pero es imposible de capturar, y en el que se empalman muchos elementos pero sin una línea conductora. En el filme también, pues todo se convoca. Y si uno lo vuelve a ver se descubre otra cosa que había saltado a los ojos. Al detenerse en la esquina de la pantalla uno ve una cosa, pero en la esquina opuesta está pasando otra. A veces los genitales y los rostros se mezclan, he ahí la riqueza de la profusión.  Pues el erotismo proviene de la confusión. Por ejemplo, en una escena se ve una chica que se despierta alarmada,  en realidad podría ser que todo lo que pasó fue un sueño. Siempre hay una historia en mis filmes, soy un realizador de ficción.

El filme es un viaje en el que nos adentramos hacia los planos:  vemos a un hombre que está sentado frente a una mujer y que irá deslizándose entre sus piernas, pero para nosotros se va alejando más y más allá de la imagen. Abunda el sexo oral porque se relaciona con el rostro de manera muy estrecha, así con el sabor, con el olor; es un filme sobre los sentidos. El agua, lo líquido, es un elemento muy importante también.  Todo es sobre el placer.  Lo que hice fue usar un filme porno y un filme soft italiano, una película porno danesa y una comedia inglesa de los años 60. Quería mostrar a mujeres  presas de placer y no solamente objetos de placer. En suma quería mostrar a gente divirtiéndose."

 

Entrevista hecha por Stéphane Delorme en Cannes, el 22 de mayo, para Cahiers du Cinéma, Julio-Agosto, 2015.

Traducción de F.I.L.M.E. 

30.07.15

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*