siguenos
Begginers de Mike Mills

por Mariana Dávila Moreno

Hay películas que conmueven porque cuentan con personajes que se nos meten en la piel y diálogos que se imprimen en nuestra mente como bellas imágenes, por tiempo indefinido. Beginners, así se siente el amor (2010) es una de ellas. Basado en la experiencia personal de su director Mike Mills, el filme nos narra la vida de Oliver Fields (Ewan Mcgregor) quien, tras la muerte de su madre (Mary Page Keller), se verá obligado aceptar dulcemente la homosexualidad recién declarada de su padre Hal (Christopher Plummer).

Al mismo tiempo, Oliver trata de luchar no sólo contra la enfermedad terminal del padre sino también contra la soledad causada por el miedo, casi patológico, que tiene para iniciar una relación. Sentimiento que se verá interrumpido por la inesperada llegada de Anna (Mélanie Laurent), una atractiva actriz.

Junto con su fiel compañero Arthur (un Jack Russell sin el cual sería imposible imaginarnos la historia) Oliver irá abriendo su corazón. El cual, al igual que todos los corazones humanos, no entiende para nada cómo es que hay que empezar.

En un lapso temporal que abarca seis años, sumados a pequeños flashbacks que permiten entrever fragmentos de la infancia de su protagonista, Beginners nos habla de comienzos y de lo temprano que siempre es para intentarlo todo. Con un lenguaje que oscila entre lo cómico y lo trágico, el filme nos invita a recorrer las diferentes facetas del amor (hacia la familia, los amigos, la mascota y la pareja). Trazándolo como el único camino realmente significativo entre la vida y la muerte que vale la pena transitar.

Si la historia cautiva es por la honestidad que posee, la cual es a momentos tan certera que pareciera invalidar la ficción que la envuelve. Visualmente hablando, la obra del director estadounidense es sencilla y se compone básicamente de fotografías que aluden a la nostalgia de un pasado por el que Oliver siente fascinación. Proyecciones que nos hacen consientes de que hasta los sentimientos más nobles (la belleza, la felicidad, el amor…) no son más que construcciones culturales. Así pues, aquí no se encontrarán explosiones espectaculares o efectos especiales sublimes, sino meras escenas que nos hablan de las sorpresas que se esconden en rincones insospechados de lo cotidiano. Es justamente esta sencillez en la narrativa visual la que le concede parte de su encanto, pues en un mar comercial que apuesta cada vez más por la imagen cliché que por los contenidos, Beginners irrumpe como un faro.

Plagada de toques divertidos que endulzan la tristeza de la historia, Mike Mills nos arrastra a través de la nostalgia de sus personajes. Con diálogos profundos y grandes actuaciones (que le han valido a Christopher Plummer un Globo de Oro y probablemente también el Óscar a mejor actor de reparto) se convierte en un filme inolvidable que a veces punza demasiado en su melancolía pero que nunca deja de ser bello.

26.02.12

Mariana Dávila Moreno


@manzanita_zeta
Biodegradable, comunicóloga, cafeinómana, escritora, periodista en formación. Amante de las bellas artes, las tardes lluviosas y las enfrijoladas sin pollo. En búsqueda de realidades inusitadas.....ver perfil
Comentarios:
26.02.12
Freddy dice:
Buen analisis de la pelicula, es dificil saber apreciar la autenticidad y fragilidad de los personajes.
20.06.12
Robertha dice:
Me gustó mucho. Con leerlo me dieron ganas de ver la película. Me parece maravillosa la manera en que logras con palabras que se sienta una empatía por lo que sienten los personajes.
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*