siguenos
Berlinale 66. Tempestad

por Cuauhtémoc Pérez-Medrano

 

Había sido un día soleado en Berlín, el invierno intermitente había decidido esconderse un poco, un poco de calma. El Delphi Filmpalast recibía, en el marco de la Berlinale 2016, la primera presentación pública del documental Tempestad de Tatiana Huezo, representante de la cinematografía mexicana. La sala repleta y la expectación se percibía en los recovecos. Tatiana, con un nerviosismo evidente, saludó a la audiencia y se retiró a su asiento.

Tempestad es un documental filmado a modo de road movie, que va de Matamoros hasta Cancún, y por eso mismo posee un ritmo acompasado y de paradas constantes. Es un viaje que nos envuelve dramáticamente con dos historias:

La primera es la de una ex trabajadora del Instituto de Migración, impunemente detenida y procesada por cargos de trata de personas, convertida en una “pagadora”, es decir, alguien que paga por los crímenes de otros. Durante años permaneció en un reclusorio, en Matamoros, donde la brutalidad del Cartel del Golfo manda. Esta historia la conocemos en voz en off, y es la misma protagonista del calvario quien nos la cuenta.

En la otra historia, una madre a la que le fue secuestrada su hija, y presumiblemente sería víctima de una red de trata de personas. Ambas historias hacen patente la corrupción que se vive en muchos niveles policiacos y políticos.

Las imágenes bien cuidadas por ella misma tratan de equilibrar la falta de rostro de la víctima y sugieren una serie de personajes ocasionales que le prestan el rostro al personaje, que nos dan una imagen de vulnerabilidad y una complicidad emocional frente al espectador.

Como Huezo lo afirmó al final de la proyección, la segunda historia busca un contrapunteo, el cual se logra a través de una tipificación de personajes que añoran, recuerdan, ríen y lloran.

Tempestad es asomarse a un abismo borrascoso en el cual no sabemos si después, en algún momento, vendrá la calma, aunque sea sólo un momento breve y tan inestable como flotar sobre el agua.

 

15.02.16

Cuauhtemoc Perez Medrano


Comenzó su doctorado en Suiza y lo terminó en Alemania, en la universidad de Potsdam. En el entretanto ha vivido en Suiza, Holanda, Francia, Portugal, Alemania, Italia y Malta. Ha trabajado como mesero, botarga, tablajero, conductor de tren, vendedor de créditos, plomero, jardinero, profesor de español, cocinero, b....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*