siguenos
Justo ahora, mal entonces

por Cuauhtémoc Pérez-Medrano

 

Taegeuk es el símbolo que aparece en el estandarte sudcoreano y representa la polaridad y complemento de la cosmovisión taoísta china, el yin-yang. Éste parece ser el principio desde donde parte la historia que relata el realizador sudcoreano, Hong Sang-soo, quien en el 2010 ganó el “Certain Regard” del festival de Cannes (gracias al filme, Hahaha).

El título del filme que lanza en 2015 es, en español, Justo ahora, mal entonces (지금은맞고그때는틀리다), y está compuesta por dos partes, dos versiones de la siguiente secuencia de eventos: Han Chunsu, un conocido director de cine alternativo, asiste  en la universidad de la provincia sudcoreana Suwon a presentar una de sus películas, para ello llega un día antes de su charla. La historia comienza una bella mañana invernal donde Chunsu visita el palacio de Hwaseong Haenggung, una de las atracciones de la provincia. En ese lugar el director espía y sigue a una joven de nombre Yoon Hee, propicia una conversación que los llevará a una amplia charla, primero en un café y después en el estudio de ella, ya que ella es una ex modelo y pintora en ciernes. Luego ambos cenarán juntos en un restaurante, Han Chansu por invitación de Yoon Hee, terminará en una reunión con amigas de la chica, donde será expuesto al conocimiento y reconocimiento al ser una figura publica. Después de salir de la fiesta y con cierta resaca por haber bebido demasiado durante la cena y fiesta, Han Chansu presenta su película y se marcha del pueblo.

La variación de las dos historias sustenta la hipótesis de que existe cierta polaridad y unidad en ambos y en la mayoría de los personajes. Las variaciones ejecutadas, ora mínimas, ora significativas, en torno al desarrollo del personaje principal, determinarán el desarrollo de cada parte de la historia; ambas son ficciones amorosas que como el Taegeuk sólo resultaran trascendentes en su comparación de las polaridades de la reacción de los personajes, quizá con excepción de algún modo la bella Yoon Hee, en los contrastes de la percepción de la narrativa del filme, tanto en estructura como en contenido.

Por ejemplo, si en la primera parte se asoma una voz en off que refiere un monologo interior de Han Chunsu, en la segunda parte ésta táctica narrativa es inexistente. Por otro lado, en la primera parte del filme, al visitar el taller de pintura de Yoon Hee, Han Chansu realiza una crítica positiva aunque poco imaginativa a la obra de la joven, esto hará que dicho argumento influya en la percepción que sus amigas tengan de él en la posterior reunión. Por el contrario, en la segunda parte, en la misma situación, Han Chansu realiza una severa diatriba en contra de la incipiente obra de la joven, lo que influirá en la posible compenetración de los personajes principales, pero también en la percepción de sus amigas en la misma reunión. Ambas actitudes desencadenarán dos finales distintos, en donde, la premisa subyacente parecería estribar en el nivel de honestidad, ficción y construcción de un personaje con dos facetas y la praxis de las relaciones humanas.

El filme refiere una complejidad narrativa para el espectador quien con las oscilaciones de los personajes reunirá las versiones fragmentadas de la historia. Dicha complejidad exige por lo tanto ciertas sencilleces tanto en el manejo de la cámara, como la construcción de los diálogos, lo que no excluye la inclusión de fotografías expresivas y espontáneas.

La experimentación en la vida bajo las dualidades que complementan hace que se interpreten de distinto modo las rojizas relaciones humanas, la luz y el calor (yang), y el mundo invernal sudcoreano, la oscuridad y el frío (yin), como una metonimia cultural de la estética de Hong Sang-soo, que quedaría sugerida en el binomio del título del filme como la exposición de los elementos de una adición.

 

31.10.16

Cuauhtemoc Perez Medrano


Estudia el doctorado en letras en la Universidad de Basilea. Ha vivido en Suiza, Holanda, Francia, Portugal y Malta. Ha trabajado como mesero, botarga, tablajero, conductor de tren, plomero, jardinero, profesor de español, cocinero, barman, pescador. Tiene en puerta un proyecto media global que intenta recoger las 100....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*