siguenos
La maldad

por Silvia Itzel Bravo

 

La ópera prima de Joshua Gil aborda uno de los temas más escabrosos en la actualidad: la vejez. A través de largos planos muestra el imponente paisaje, a la vez encantador y desolador, donde Rafael y Patricio, ambos abuelos del realizador, viven. Rafael está empecinado en encontrar fondos para la realización de su película, en tanto, Patricio se enfrenta a un cáncer terminal sin la posibilidad de poder acceder a un tratamiento por falta de recursos económicos.

Esta docuficción retrata la parte más íntima y solitaria de ambos que, aunado al entorno rústico, crea una atmosfera visual y poética, donde, la ambivalencia es uno de los puntos clave. Vida, muerte, salud y enfermedad son algunas de las nociones que aparecen contrapuestas con gran fuerza. Los fastuosos cerros con escasa vegetación son una clara metáfora de aquellos que, a pesar de la adversidad se aferran a la vida.

La vida transcurre con lentitud, la cotidianidad se torna contemplativa. La comunidad es pequeña, y las casas se encuentran lo suficientemente alejadas como para creer en una noción de cercanía con el otro. La soledad y la introspección dominan en los personajes, aunque no sea siempre una noción consciente en ellos.

A pesar de la aparente calma, se percibe de inmediato algo cruento en la situación. La comida parece insuficiente, las casas están desgastadas y la tierra es árida; no hay siembra, sólo tierra improductiva. Entonces, el frio cala y, el hambre, duele. Los rostros son de personas cansadas, con sueños, sí, pero sin la animosidad de la juventud que se aferra a creer en las promesas del futuro.

Ambos comparten algunas conversaciones, Rafael recuerda a su mujer, tiene muy presente el abandono y, dado que es compositor, le escribe varias canciones. Le cuenta a Patricio su intención de viajar a la ciudad de México para pedir recursos para filmar una película, mientras él vive poco a poco la condena de su enfermedad.

El vacío, la soledad y el abandono son constantes que viven ambos. En palabras de Joshua Gil “Uno de los pilares del filme es la muerte, la muerte de las personas mayores en un país como México y sobre todo cuando no tienen recursos suficientes para garantizar una muerte digna. Los dos personajes están buscando solucionar esto.”

Hay una delgada línea entre la vida personal y la coexistencia en sociedad. Existen sectores que consideran que los individuos no dependen de las decisiones mundiales o nacionales, pero en este caso ambos tienen una línea política clara. Conversan sobre los asesinatos de José Francisco Ruiz Massieu, padre de la ex secretaria de relaciones exteriores Claudia Ruiz Massieu, y de Luis Donaldo Colosio, ambos cometidos en 1994, en albores de la sucesión presidencial del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. “PRI, PAN, PRD, todos son iguales”, no creen más en el sistema político mexicano.

La violencia simbólica es un término del sociólogo francés Pierre Bourdieu, el cual se refiere a los modos indirectos de violencia ejercidos por parte de un “dominador” a sus “dominados”. Este tipo de relación social aparece en todo momento; La miseria, pobreza y la incapacidad de acceder, de menos, a una muerte digna, es un problema social grave, la cual es una, de las muchas formas de violencia que día con día se viven en el país.  

Es así como esta docuficción conjunta dos vertientes; la vida de ambos ancianos, que viven y luchan con las respectivas dificultades en un lugar que no ofrece oportunidades, y la estructura visual, que se torna en un poema visual, con marcados tintes politizados.

La maldad es un filme político que apela a la narrativa y sensibilidad visual para denunciar los estragos de la violencia actual. No son necesarios los largos diálogos imbuidos de palabrería partidista para señalar, y denunciar, la gravedad de la vida, en particular de las personas de la tercera edad.

Es un testimonio personal, porque ambos son abuelos materno y paterno del director. Su historia, llena de recuerdos, anhelos y dificultades son evidencia, por una parte, de la complejidad humana, y por otro, de los estragos de la inestabilidad y corrupción del sistema político.

La ambivalencia es un estado arraigado en el ser humano. En este caso, se explora tal noción para mostrar la estrecha relación entre la vida personal y en sociedad. El psicoanalista Jacques Lacan decía que la verdad tiene la estructura de la ficción y, en el caso de La maldad es así: una ficción, basada en hechos reales, que deviene en una realidad que necesita ser vista, analizada y denunciada.

 

26.01.17

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*