siguenos
Museo: recorrido de las réplicas

por Cuauhtémoc Pérez-Medrano

 

Museo (Ruizpalacios, 2018) instala en sus secuencias una narrativa no oficial del emblemático robo al Museo de Antropología e Historia en 1985. Así como la ficción lo permite, convierte a su segundo largometraje en otro roadmovie a medias recibido con sensaciones indistintas en la Berlinale 2018. ¿Dónde catalogarla? ¿Comedia de aventuras juveniles, de criminales, histórica? ¿Humor negro?

La premisa de la película es: “esta historia es réplica a la original”, y quizá ello es llevado a cabo hasta sus últimas consecuencias. Pues en el filme se desarrollan una urdimbre que incluye pliegues y repliegues que en su mayoría son bien escogidos: van del fresco humor paródico y ácido de las imágenes psicológicas empleadas también en Güeros (Ruizpalacios, 2014), a toda la capacidad de personajes y situaciones similares ya probadas en Gael García como el personaje lúdico de “Julio” el charolastra en Y tu mamá también (Cuarón, 2001) y el dramatismo nihilista de “Octavio” en Amores perros (GIñárritu, 2000), o como la calca del introvertido “Alvarito” interpretado exitosamente por Leonardo Ortizgris de la serie televisiva Pacientes (Sariñana, 2012-2013). Incluso hay gratas sorpresas como la utilización de la Noche de los mayas, de Silvestre Revueltas como banda sonora del robo al museo, o la fotografía que en ocasiones desencaja la perspectiva del espectador, o como el homenaje al mundo del cabaret acapulqueño. 

La historia narra la situación familiar de los jóvenes satelucos, criminales estudiantes de veterinaria para intentar comprender cuál fue la razón de tan espectacular robo. A pesar de las constantes disquisiciones filosóficas y éticas, nunca llegan a concretarse las respuestas, quizá ahí recae el mayor pliegue del filme.

El filme funciona irregularmente aunque se disfruta. Y por segunda vez, Ruizpalacios encara una aventura nostálgica y juvenil que se pregunta sobre el ser y el parecer, que muestra la rebeldía casi inherente a la juventud. El ritmo del filme en ocasiones se torna desigual, y es que en este juego de las réplicas algunas llegan a ser menos fieles a la original. Pero en el ejercicio de la ficción eso poco importa. ¿O no?

 

23.02.18

Cuauhtemoc Perez Medrano


Estudia el doctorado en letras en la Universidad de Basilea. Ha vivido en Suiza, Holanda, Francia, Portugal y Malta. Ha trabajado como mesero, botarga, tablajero, conductor de tren, plomero, jardinero, profesor de español, cocinero, barman, pescador. Tiene en puerta un proyecto media global que intenta recoger las 100....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*