siguenos
Limonada

por Paulina Abril Vázquez Reyes

 

El contexto dentro del cual nos desarrollamos determina los pensamientos, decisiones y circunstancias que suceden en nuestra vida, para este caso específico LIMONADA nos sitúa ante una realidad dolorosa que devela la forma en que la sociedad heteropatriarcal y colonizadora subyuga a aquellos que no son considerados parte de esa comunidad privilegiada. Aquellos a los que ven como una plaga que tiene que ser limitada, controlada y erradicada.

La ópera prima de la cineasta rumana Ioana Uricau, nos muestra cómo ser inmigrante, mujer, madre y esposa son condiciones que determinan la calidad de vida y el trato que reciben estos seres humanos en un país que promete grandes sueños muchas veces a costa de grandes humillaciones y abusos de poder. De la misma forma revela la situación desconsolada de un estado cuya condición precaria obliga a sus habitantes a buscar una vida digna fuera de su territorio.

Estados Unidos es un territorio de inmigrantes blancos que llegaron a robar y asesinar por tierras y recursos que hoy reclaman como propios, logrando a través de la violencia  y la arrogancia pisotear todo aquello que reconocían como diferente y apropiándose así de un territorio que  ahora determina el orden global. De esta manera la xenofobia  expuesta en el filme delimita las acciones y actitudes de nuestro personaje: Mara, interpretada maravillosa y francamente por Mălina Manovici, es una enfermera rumana de 30 años, recién casada con un estadounidense cuya misoginia introyectada detonará a partir de la complicada situación que enfrentará Mara durante el proceso de acreditación para ser residente permanente y la llegada de su hijo Dragos a la nueva vida que  estableció en la parte norte del continente.

Mediante una fotografía sobria y directa  nos involucrarnos con el espectro emocional de la protaganista y empatizamos con la nobleza de su carácter persistente, mientras nos preguntamos al verla  qué estaríamos nosotros dispuestos a permitir y/o que podríamos entregar para obtener una oportunidad de vida.

Ioana, aborda este tema con una mirada que, sin recaer en una lástima vergonzosa, procura la conmiseración ante una experiencia que vulnera la integridad de un ser humano encarnado en nuestra protagonista y en la situación de millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos. Unos quizá más afortunados que otros pero que son eternamente señalados e insultados, recordándoles paradójicamente que no son bienvenidos por provenir de un lugar ajeno.

 

12.07.19

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*