siguenos
Cuervos

Una mirada contemplativa al paisaje emocional

por Paulina A. Vázquez

 

El silencio y la imagen son las grandes narradoras en el primer largometraje del fotoperiodista  Jens Assur, en el que las palabras elegidas para ser pronunciadas son las mínimas necesarias para comprender lo que sucede en escena.

Una fotografía íntima que centra y envía a los objetos siempre de extremo a extremo  en la pantalla, nos permite vislumbrar los paisajes emocionales que acompañan la cotidianidad de nuestros personajes. Miradas prolongadas y suficientes a cargo del director de fotografía Jonas Alarik,  nos adentran en la vida  de un granjero que vive con su esposa y dos hijos en la propiedad que ha pertenecido a su familia por generaciones y que se encuentra al borde de la quiebra. 

Luego una parvada de aves cruza el cielo apastelado justo al filo del horizonte. La hierba y el aire casi pueden olerse gracias a la sutileza de las tomas y los encuadres que capturan esos esbozos de la sonrisa de Klas, el hijo mayor (interpretado por Jacob Nordstörm), amante de las aves cuya pasión lo aleja del heredado deber familiar y  encuentra en una chica recién llegada de Estocolmo su primera pero efímera experiencia amorosa del tono más inocente.

Ambientada en una Suecia agraria de los años 70, y basada en la novela homónima de Thomas Bannerherd, el granjero y padre de familia Agne, protagonizado por Reine Brynolfsson, nos ofrece una interpretación auténtica y profunda. Representa gestualmente el desarrollo emocional y psicótico que experimenta este personaje al encontrarse de tope con el desinterés de su hijo por cooperar con las labores diarias y menos aún de heredar algún día la granja.  Las pequeñas riñas dentro del ambiente familiar y la preocupación de su esposa (encarnada en Maria Heiskanen) por mantener una estabilidad emocional ante la crisis, no hacen mas que acentuar su exasperación, que ineludiblemente desemboca en la fatalidad.

En suma, la grandilocuencia de la imagen, el sonido nítido y potente, aunado a una edición pulcra y exacta, logran una narrativa contundente en Cuervos (Korparna, Suecia, 2017) que se despoja de los métodos gastados para llevar al público al desenlace y consigue mantener la atención  de manera continua en lo que está sucediendo. Nos involucra en la intimidad de sus vidas y nos muestra puntual y solamente lo que tenemos que ver, lo que quiere Assur, que veamos, ni más ni menos.

 

 

13.08.19

 

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*