siguenos
Berlinale 70. Competencia: Siberia

La Siberia de Abel Ferrara en la Berlinale 


Por Rodrigo García Bonillas

 

Un breve prólogo donde Clint recuerda un viaje al norte, de niño, para ir a pescar. Un prólogo donde la memoria emerge de la oscuridad con su luz alterada. Luego la serie de visiones que un viaje en trineo, tirado por huskies, le va proporcionando a Clint, entre montañas de nieve inhóspitas. Visiones que vienen del pasado y que emergen violentamente, sucediéndose con diversidad, por una suerte de asociación onírica: el padre, la esposa embarazada, el hijo, el doble, el monje, el maestro (interpretado por Daniel Giménez Cacho), el mago, etcétera. Clint está en ese bosque oscuro, alejado del siglo. Siberia (2020) tiene algo del Infierno de Dante. 

Abel Ferrara presentó en la Berlinale esta película, protagonizada por Willem Dafoe (Clint). La conferencia de prensa en Potsdamer Platz incluyó varias preguntas fatigosas, que preguntaban por el significado del título, los peces o el paisaje. Asimismo, sobre lo que el director "quiso decir" con su obra. Ferrara esquivaba el cuestionario con respuestas mínimas. Willem Dafoe, más amable, trataba de corresponder el entusiasmo de los periodistas, que en la conferencia se declaraban muy entusiasmados por este filme, mientras que en la proyección exclusiva para prensa del día anterior habían ido vaciando poco a poco la sala. Las Siberias nunca son suaves.

La conferencia de prensa fue una mera formalidad, porque el equipo, con la excepción de Dafoe, no se entregó ni a la explicación, ni mucho menos a la interpretación de la película. Se trata de una película enigmática, con estructura de cadena, que hace improbable la existencia de una trama. Esa característica puede ser exasperante. Al mismo tiempo, cada una de las escenas del viaje invernal e infernal de Clint construye atmósferas arquetípicas y poderosas visualmente, que sumergen al espectador en lo oscuro. La exégesis a través de esos arquetipos está por hacerse (desde antes de la presentación se hablaba de Siberia como una derivación del Libro rojo de Jung). Este tipo de películas divide las opiniones, que la consideran ora bellísima, ora demasiado tediosa y hostil. Las Siberias suelen ser ambas cosas.

Rodrigo García Bonillas


Ensayista. Vive en Berlín, donde estudia un doctorado en Filología. Adicto a la cultura rusa, se dedica a investigar la literatura de viaje a la Unión Soviética. Es autor del libro Gótica del búho (Siglo XXI, 2018) y colaborador en diversas publicaciones periódicas. Ha sido becario de la Fundación para las Letr....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*