siguenos
Berlinale 70. Forum: El tango viudo y el espejo deformante

 

Por Cuauhtémoc Pérez Medrano 

 

El tango del viudo y el espejo deformante (2020) es dos y un mismo viaje. No solo por el rasgo bipartito de su gestación y consumación, que comienza como una película inconclusa del fabuloso Raúl Ruiz rodada en 1967, y terminar siendo un filme palpable bajo la dirección de Valeria Sarmiento, su compañera de vida. Pensar en una trayectoria de ida y vuelta simétrica pero deformante sólo puede ser posible bajo esa constelación en dos tiempos, encaballado a un solo recorrido que lo llevo a desembocar como la película inaugural de la sección Forumde la Berlinale 2020. 

 

En el emblemático Delphi Filmpalast en el occidente de la ciudad, la belleza del filme, primer largometraje de Ruiz, contrasta y se sostiene con el enorme trabajo de recuperación de sonido, obra de gente experta en la lectura de labios, y la genialidad de reescritura de un guión para encontrar los hilos sueltos erosionados por el paso natural del tiempo. El aspecto poético y desafiante del filme de una hora de duración quizá haya sido lo motor que impulsó a Chamila Rodríguez, de la casa productora POETASTROS, a abrigar un filme que vuela desde su hemistiquio hacia el pasado desplegando sus fotogramas, alas acompasadas, sobre los aires mas sofisticados de recuperación fílmica.

 

La argumento del filme parecería simple, o quizá simplemente con cabida lógica para el año de 1967, mismo año de la publicación de Cien años de soledad (García Márquez): Un hombre no puede conciliar el sueño por culpa del fantasma de su esposa muerta, su obsesión deja en entredicho lo que es verdad y lo que imagina. La belleza de los fotogramas de 16mm permite conocer a contraluz y bellos contrastes de personajes y apariciones, pero también el ambiente de esas ciudades, casas y espacios latinoamericanos de los años 60, que hacen que todo este cubierto de una ambiente nostálgico y espectral. Así comienza el primer viaje, el segundo viaje es una experiencia que aloja muchos planteamientos, desde los filosóficos y literarios del regreso al origen o un transito hacia la degradación, hasta las maniobras técnicas de ensamblaje de audio y fotogramas que colocan ahí el punto mas álgido del filme, del tango frente a un espejo en el que nos miramos expectantes.

No sé con exactitud si fue un verso o el poema completo lo que haya impulsado a Raúl Ruíz a configura la primera idea de este filme. Pero me gustaría imaginar que la sentencia final sí se encuentra en este versos nerudianos: Cuánta sombra de la que hay en mi alma daría por recobrarte,/y qué amenazadores me parecen los nombres de los meses,/y la palabra invierno qué sonido de tambor lúgubre tiene.Siempre y cuando esa sombra sea el cine, y los nombres de los meses, sean fotogramas, y la palabra invierno sea un viaje en el tiempo, y el tambor lúgubre sea el nombre Raúl Ruíz en boca de Valeria Sarmiento. 

Afortunados los que vieron este filme en las pantallas de la Berlinale, afortunados los que se verán sus formas en el espejo, esperemos más libres, ya sin ningún Piñera.

Cuauhtemoc Perez Medrano


Comenzó su doctorado en Suiza y lo terminó en Alemania, en la universidad de Potsdam. En el entretanto ha vivido en Suiza, Holanda, Francia, Portugal, Alemania, Italia y Malta. Ha trabajado como mesero, botarga, tablajero, conductor de tren, vendedor de créditos, plomero, jardinero, profesor de español, cocinero, b....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*