siguenos
The Wolrd is Full of Secrets

Una pijamada difícil de olvidar

por Gabriela Audelo

Una voz femenina (Peggy Steffans), que de primera instancia adivinamos es de edad avanzada, narra desde un futuro distante los eventos que marcaron su vida una noche de verano en 1996. Llegamos con una premisa: “hemos venido hasta aquí para escuchar la verdad”. Aquella misteriosa mujer hace un esfuerzo para contarnos una historia dolorosa, el tipo de relato que es preferible olvidar.

The World is full of Secrets (2018), primer largometraje del cineasta estadounidense Graham Swon, nos introduce en la realidad de 5 adolescentes reunidas un atardecer con el motivo de una pijamada. Entre risas, las chicas se retan a contar la historia más aterradora que hayan escuchado y así deciden acercarse a sus miedos, agotando la inocencia junto con el último rayo de Sol.

Envueltos en una atmósfera íntima y misteriosa acompañamos a las protagonistas en sus relatos. Cómplices de una cámara siempre estática, que solo parece estar interesada en quien hace el monólogo, miramos el uso constante de disolvencias. Entre veladoras y reflejos nos transportamos a una especie de realidad alterna o sueño.

El filme se centra en el arte de contar historias… storytelling. El punto en foco es el cómo se desenvuelven estas 5 adolescentes a la hora de relatar, a la hora de impresionar al espectador. Los largos monólogos que componen la película se complementan con el close up que nos permite leer incertidumbre en la cara de las protagonistas.

La voz femenina nos lleva de la mano para repasar los escalofriantes acontecimientos y relatos caracterizados, todos, por la violencia de género. Después de acompañarnos durante hora y media nos deja solos para descifrar como concluyó esa noche, en la obscuridad del jardín de la casa donde ocurrió la pijamada; con esto, una incógnita nos invade en el momento en que una de las chicas se queda perpleja, mirándonos al escuchar pasos que se aproximan.

Un largometraje minimalista con cuerpos fragmentados que nos invitan a mirar muy de cerca rostros, manos, cabello… que nos cierra el campo para ver “lo que tenemos que ver” de acuerdo a Swon. The World is Full of Secrets se centra en las historias que deben ser contadas, en el texto en sí más que en la imagen. No profundiza en sus personajes, o quizás su manera de profundizar es vivenciar cómo estos se desenvuelven a la hora de narrar historias.

 

16.04.20

Colaboradora Gabriela Audelo Fuentes


Un buen filme no lo cambio por nada. Amante de la acrobacia en barra vertical ....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*