siguenos
Selena: la serie. Una espera que terminó en decepción.

 

 

por: Eliza Cortés

 

Selena o Selena Quintanilla es una de las cantantes más emblemáticas de todos los tiempos, sus canciones han sabido mantenerse en la mente de las nuevas generaciones; su estilo es imitado por millones de mujeres que quieren sentirse un poco cerca de una mujer que para ellas fue o es, aún, un modelo a seguir. Estas razones son las que emocionaron a todo un público cuando Netflix lanzó el comunicado de que estaba preparando una serie sobre la vida de la reina del Tex-Mex. Y tras una ansiosa espera, el pasado viernes 4 de diciembre la popular plataforma de streaming lanzó la primera parte de la serie, pero lamentablemente, el resultado no fue el esperado. 

 

 

Creada por Moisés Zamora, ésta consta de 9 episodios, los cuales llegan a ser una decepción. La desilusión de este intento fallido de biopic; en realidad recae en el guión. Pero antes de describir lo malo, mencionaremos aquellos elementos que son totalmente rescatables. Un ejemplo es la dirección de Hiromi Kamata y Katina Medina Mota, la cuál es excepcional por el modo en que decidieron desarrollar  la narrativa visual, a pesar de tener como guía un guión tan banal. Las actuaciones de todo el elenco, constituido por Christian Serratos (Selena), Ricardo Chavira ( Abraham Quintanilla), Gabriel Chavarría (A.B Quintanilla), Noemi Gonzaléz (Suzette Quintanilla), entre otros grandes talentos, logran una buena interpretación a pesar de que no tuvieron suficiente información, por parte del guión. Eso sin dejar a un lado la falta de desarrollo de los mismos. La producción es buena, se nota que Netflix metió una gran suma de dinero para crear el ambiente, en el que supuestamente, se desarrolla la construcción de la carrera de “Selena y los Dinos.” Sin embargo, la serie parece ser más sobre Abraham, A.B y Suzette, que sobre Selena.

 

Honestamente no le veo nada de malo a la idea de querer contar un poco más sobre el resto de la familia Quintanilla y los demás integrantes de la banda. Total, ellos también son ingredientes sumamente importantes en la construcción de la carrera de la cantante, tanto de forma profesional como personal. El verdadero problema es que no se llega a sentir la representación de  la historia de Selena, pero tampoco de la de su familia. Sabemos que Suzette Quintanilla y Abraham Quintanilla son productores ejecutivos, tal vez eso tenga algo que ver con el contenido de la historia. Quizá el afán de dar más protagonismo a otros personajes, solo por complacer a los ejecutivos, los hizo perder o dejar a un lado los elementos que realmente importan para contar el nacimiento de una de las familias artísticas

más talentosas de la industria musical. 

 

El hecho de que los guionistas no supieran cómo equilibrar la narrativa, hace que todo se sienta muy banal y superficial en cuanto al desarrollo de los personajes y de la trama. Por lo tanto, resulta complicado sentir una conexión con lo que está bien y, en cambio, queda un sentimiento de inconformidad y vacío.

 

No solamente falla en cuanto al cómo cuentan la historia, sino que llega a ser un tanto confuso por el mal uso de elementos narrativos que poco después son olvidados o mal utilizados. Un ejemplo es el uso de los flashbacks, en los primeros capítulos se utiliza esto como una herramienta, después queda olvidada, después la retoman de manera diferente y hasta podría decirse que como relleno. Los saltos en el tiempo son demasiado rápidos y extraños. Llega a un punto en el que no podrías saber cuánto tiempo pasó entre una escena y otra, sino fuera por el cabello de Selena o por las leyendas visuales  que muestran el año en el que todo está ocurriendo.  Los capítulos, tanto individual como en grupo, carecen de ritmo y coherencia. 

 

La serie simplemente parece no funcionar y está demasiado lejos de mostrar un interés por contar como era Selena como persona y cantante. Las notorias restricciones que conlleva este proyecto solo hacen que sea obvio que este biopic es algo hecho desde la indiferencia. Esperemos que para la segunda parte exista un mejor desarrollo de todo. Pero por lo mientras, así como la flor, esta primera parte de Selena: la serie, se marchitó.  

 



15.12.20

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*