siguenos
Buscando a sugar man: Ambulante 2013

por Julio César Durán

En la historia de la música popular, específicamente lo que sucede con el rock, hay algo muy similar al ímpetu de la llamada muerte heroica de la Grecia clásica. Si quisiéramos hacer un símil podríamos decir que su más cercana representación está en el rockstar: vive, coloca tu obra en la cumbre y muere joven, luego entonces serás inmortal. “¿De qué depende que un artista sea famoso y popular o pase completamente desapercibido?” se pregunta la gira de documentales AMBULANTE. La respuesta (o mejor dicho, el cúmulo de respuestas) vino en comunidad la pasada noche del 7 de febrero en la Plaza de San Jerónimo, donde cinéfilos de toda la Ciudad de México se dieron cita para ver la gran película de apertura de la mencionada gira: Buscando a Sugar Man (Searching for Sugar Man,2012) de Malik Bendjelloul.

El joven realizador de origen sueco dirige este filme de casi hora y media de duración, por el cual está nominado al Oscar por mejor largometraje documental, donde vamos a recorrer, con base en una serie de leyendas urbanas acerca de, la figura de un misterioso cantautor estadounidense de los años 70: Rodríguez. A partir de la importancia que su música tiene en la Sudáfrica contemporánea, Bendjelloul fabricará un precioso y entrañable relato que tiene como punto de origen a personas reales en lugares reales y con sentimientos reales.

El documental se centra en una figura que dejó de ser una simple referencia de la música y contracultura, para jugar un papel importante –al menos su breve obra, que se compone de 2 álbumes (Cold Fact, 1970 y Coming from Reality, 1971) y un tercer disco sin terminar– en los movimientos sociales y de resistencia en la Sudáfrica segregacionista (apartheid). La música del artista conocido simplemente como Rodríguez se cubrió de un aura casi mística, tanto que se rumoraba había cometido suicidio en pleno escenario (casi, casi, a la bonzo), y llevó a un grupo de entusiastas a la búsqueda de éste personaje, o lo que quedara de él...


Con varias piezas de Rodríguez, por supuesto, como banda sonora, entre ellas las más emblemáticas para el filme, Sugar man y I wonder, Malik Bendjelloul realiza ésta película a la manera más sencilla, básica y sobre todo originaria de hacer un documental: re-presentar la realidad, re-fabricar y poner a reinterpretar a la gente del mundo real (es decir, no actores) su cotidianidad y claro está, sus recuerdos. Cual si estuvieran en el set de rodaje de una ficción, el director pone a actuar las vidas propias de los protagonistas de la historia por la búsqueda de Rodríguez; los lugares son escenarios para la historia que podría ser cualquier cosa, menos algo verosímil, y aun así en verdad ocurrió todo lo que se observa y se relata en Buscando a Sugar Man.

Sixto Rodríguez, el verdadero protagonista del filme, aparece en pantalla (o al menos su rastro) a partir de sus melodías, como un personaje sencillo aunque oscuro, elocuente, casi un iluminado que salió del peor basurero del continente americano, una de las poblaciones más duras y conflictivas de los Estados Unidos: Detroit. En ese lugar se gesta un personaje que acaricia la ciudad, que nada en la realidad para después reflejarla de una manera lúcida y poética, en este momento es donde aparecen más preguntas que respuestas y es también aquí, con la descomposición y recomposición de la vida del cantautor, donde la película se muestra con toda su fuerza.

Documental con una fotografía espectacular, con un material de archivo impresionante (con todo y lo mínimo que es), y con un personaje central tan entrañable como beatificable en el mejor sentido espiritual, será las delicias no sólo de los melómanos que asistan a las exhibiciones de AMBULANTE, sino de todos aquellos que gustan de los pequeños milagros en la vida común, pues es eso precisamente lo que ocurre en la vida de quienes buscaban a Rodríguez. La película da cuenta de esas pequeñas maravillas que se manifiestan en los lugares más inesperados.

Para ver el calendario de exhibición de esta película, da click aquí.


10.02.13

Julio César Durán


@Jools_Duran
Filósofo, esteta, investigador e intento de cineasta. Después de estudiar filosofía y cine, y vagar de manera "ilegal" por el mundo, decide regresar a México-Tenochtitlan (su ciudad natal), para ofrecer sus servicios en las....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*