siguenos
Les Misérables

La adaptación, no directa de la extensísima obra de Victor Hugo sino de la obra de teatro musical escrita y compuesta por Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg, llega al cine en un momento donde el romanticismo de la Rebelión de junio tiene todo que decirnos a los asfixiados ciudadanos del mundo. Un escenario familiar a las manifestaciones de las metrópolis (llámese griegas, españolas, latinoamericanas o de medio oriente), aparece en la gran pantalla para llevarse todos los premios al género.


por Isabel Ocadiz

Víctor Hugo nace el 26 de febrero de 1802 y muere el 22 de mayo de 1885 en París. Fue poeta, dramaturgo y escritor del periodo romántico. Su Les misérables (1862) es una de las más famosas y grandes novelas del siglo XIX, que marca la literatura francesa de la época. La obra literaria del autor plantea como tema principal, la lucha social, asomándose a la pobreza que se vivía en esos tiempos, retratando a detalle la Francia de la primera mitad de los 1800, en un intento de abarcar la revolución francesa, la cual fue llevada a la consciencia literaria y moral, a través de su novela.

En 2011 el guionista William Nicholson adapta la versión musical de Les Misérables para su difusión en cine, en marzo del mismo año, se inicia el casting para la película, donde Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter, Eddie Redmayne, Aaaron Tveit y Amanda Seyfried quedan dentro del reparto. Para el 30 de noviembre el personaje de Eponine no se había elegido. En la lista de actrices estaban Scarlett Johanson y Lea Michele, entre las más mencionadas, sin embargo, el cast había elegido a Taylor Swift como dicho personaje y fue hasta enero del 2012 que Samantha Barks, actriz de Broadway que ya la había interpretado con anterioridad, consiguió el personaje, dejando atrás a la estrella de Glee. Definitivamente Lea Michele, hubiera podido desempeñar el personaje sin ningún problema, ya que tiene una hermosa voz innata, no obstante, el talento en la interpretación vocal de Samantha sobrepasa la motivación de su personaje, brillando con singular ángel.

El realizador Tom Hooper dirige ésta nueva versión llevando a cabo uno de los mejores trabajos dentro del cine y la televisión; tomando en cuenta que la última versión fue Les misérables (1998), dirigida por Bille August y protagonizada por Liam Neeson, Geoffrey Rush, Uma Thurman y la aclamada de la serie Homeland (2012), Claire Danes, y resulta una adaptación, en comparación con el guión de Nicholson y la dirección de Hooper, que queda descartada dentro del cine y la literatura.

Los miserables (Hooper, 2012) retrata los ideales de Víctor Hugo. También los grados de inocencia en las personas que buscan salvar la vida de los otros y aquellos victimarios hipócritas dentro de la sociedad. Un punto a resaltar es la religión, que es representada por un hombre que apoya al prójimo, situación hasta ahora no muy vista, puesto que la iglesia se ha representado como una asociación que en la época carecía de humildad; sin duda, esto fue algo nuevo e interesante.

En su obra, Víctor Hugo pasa del romanticismo al realismo, afronta su realidad y es capaz de dar una crítica a través de su ficción. Hooper pudo captar esta realidad en su excelente fotografía, llena de crueldad, miseria, suciedad y dolor, acentuado todo con el canto, obra Claude-Michel Schonberg, quien compuso la música para una de las puestas en escena más admiradas del teatro en Nueva York, donde ya había triunfado este musical.


La muerte se representa como un símbolo de maldad y bondad, y así se maneja el antagonista, quien a través de la música hace perversas plegarias a Dios, en las que pide el castigo para las personas hambrientas, para aquellas que roban un pan. Así queda plasmada, a través de la música, la hipocresía de ciertos miembros creyentes o de la iglesia, parte del subtexto en la adaptación basada en Víctor Hugo.

El suicidio como expiación de las culpas, la inferencia acerca de la eutanasia y el asesinato como metáfora de acabar con la justicia, son tres características que van a sustentar cada golpe dramático de la película, donde el color que prevalece es el rojo de la sangre y de las banderas del inicio de la Revolución francesa.

La película ganó en este 2013 el globo de oro en la terna musical, sin duda bien merecido porque no sólo posee un buen argumento, sino que está en comunión con la música, para que cada dialogo, escena o golpe dramático se sustente por canciones. Razón que llevó a Anne Hathaway a recibir el globo de oro en su interpretación vocal: I dreamed a dream. De entre todas las actrices de Broadway y otros lugares del mundo que interpretaron esta canción y este personaje, Anne Hathaway es magistral, por lo tanto, desde el comienzo, el público llora junto a ella.

Les misérables de Víctor Hugo está dotado de belleza pues no hay que olvidar que el autor era un poeta del romanticismo y Hooper expone en cada una de sus escenas las metáforas, las ensoñación, el ritmo, que solamente la obra puede ofrecer. Se agradece el gran trabajo llevar a la pantalla las imágenes poéticas, los recursos literarios, así como una bien armada dirección de actores.

Los valores morales y sociales confirman tanto la visión de la sociedad actual como la del siglo XIX –característica que suena improbable y sin embargo es un hecho–, donde Hooper y Nicholson consiguen aterrizar el mundo actual en la Francia de la Rebelión de junio y viceversa. La recta de valores que se manejan en el subtexto son la amistad, lealtad, justicia, el amor y principalmente la muerte, significado de gran motivación actoral. El raciocinio pierde interés y se intenta llegar a la justicia a partir de los actos sublimados, por ejemplo, la matanza ante los ojos de Marius, quien es el tercer elemento de la historia para desarrollar el conflicto psicológico de los personajes.

Existen varias creaciones de Broadway en el cine: Amor sin Barreras, La novicia Rebelde, Jesucristo Superestrella, A chorous line, El fantasma de la ópera, entre otras maravillas, pero Los Miserables en su versión 2012 se engrandece para estar dentro de los primeros lugares del género, gracias a su dirección, guión y producción. En todos los tiempos los musicales conmueven, es cierto, pero Les misérables retrata la agonía de un pueblo doliente.


13.02.13

Isabel Ocadiz


Directora y escritora, cómplice de la ensoñacion y la poética que generan 24 imágenes por segundo.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*