siguenos
Paul Simon: Under African Skies
por Eric Ortiz

Paul Simon: Under African Skies (Berlinger, 2011) es uno de los mejores making of de un álbum capital de todos los tiempos. Existen muchos elementos externos que obviamente lo hacen más que un simple making of, pero en esencia es sólo eso, una mirada del cómo se creó el opus magnum de Paul Simon (miembro original del famoso dueto Simon & Garfunkel) Graceland (1986). De hecho el proyecto surge como muchos otros: para celebrar un aniversario especial del álbum, el número 25, con un concierto. Para empezar, y si pensamos en cuestiones netamente musicales, el hecho de que todos los músicos claves en la realización de Graceland siguen con vida y pudieron ser localizados para reunirse por primera vez en años con Simon, le da más valor a toda la idea de la celebración. Berlinger, entonces, se presentó para capturar en cámara esta reunión de con músicos africanos en los ensayos y finalmente el concierto de aniversario celebrado en Johannesburgo.

Es un verdadero deleite ver a estos músicos juntos, sin importar que no estés muy familiarizado con Graceland o cualquier otro trabajo de Simon. Pronto captarás toda la esencia del álbum, conocerás sus orígenes, el proceso de composición de la música y de las letras, de grabación, las experiencias personales de los creadores y, sobretodo, el contexto. Si como making of resulta ser un trabajo enriquecedor, como documental sobre el apartheid lo es aún más. No creo que sea el único que hace unos meses salió del cine pensando que el jamaiquino Bob Marley ha sido socialmente el músico más importante de la historia. En el documental Marley (Macdonald, 2012), también parte de Ambulante, vemos dos cuestiones que en específico muestran el poder de la música – Marley logrando que dos políticos rivales en Jamaica se dieran la mano en señal de paz, y su visita a Zimbabwe en el marco de la independencia.


Under African Skies sin duda logra su objetivo principal y da a conocer lo importante que Graceland fue para una sociedad sudafricana devastada por el apartheid. Lo interesante se observa con las pequeñas grandes diferencias entre Simon y alguien como Marley. Un año antes de la independencia de Zimbabwe, el jamaiquino compuso una gran canción anti-colonización, titulada simplemente “Zimbabwe”. Paul Simon, por el contrario, nunca buscó hablar de temas políticos y la única razón de su viaje a Sudáfrica fue el amor que tenía por la música africana. Por ello lo interesante es que la admirable convicción de Simon por hacer música con los africanos no significaba otra cosa que la liberación de un pueblo sacudido por su gobierno y por el boicot internacional. Un mensaje casi involuntario pero no por eso menos importante que el de personajes como Marley.

La riqueza de este documental se resume retomando un par de cuestiones que tienen que ver con el grupo vocal sudafricano Ladysmith Black Mambazo, un portento musical que invita a la reflexión. Para fascinarnos, dos miembros de Ladysmith Black Mambazo nos llevan a su primer encuentro musical con Simon, la preparación del tema de Graceland “Homeless”. Pero hay algo que jamás lograremos entender a la perfección: ¿qué es lo que sintieron los músicos sudafricanos al salir de su país y ver el mundo “libre” por primera vez, pasearse por las calles de Manhattan, entrar al estudio de Saturday Night Live?

Under African Skies muestra una batalla por el arte, por la libertad de sus practicantes y la necesidad de mantenerla independiente a cualquier fuerza política, y lo hace con un soundtrack polémico, determinante y encantador.

Para verl el calendario de exhibición de este documental en AMBULANTE, da click aquí. 19.02.2012

Eric Ortiz


@ElMachoBionico Movie geek. Desde El Macho Biónico hasta Fellini, pasando por Troma, Scorsese y Clint Eastwood. Estudié en la UNAM y también escribo para Twitch, Butaca Ancha y Radio Tónica.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*