siguenos
Erase una vez, Verónica

por Fernando García

Verónica esta en crisis y dice repetidamente a su grabador de voz: "Paciente: Yo". Tiene un trabajo, tiene una familia, tiene amor, tiene todos los elementos básicos para que una mujer de su edad sienta felicidad, pero ella no. Ella considera que tal vez tenga el corazón de piedra.

Marcelo Gomes (Cinema, aspirinas y buitres, 2005) narra la historia de Verónica, una psiquiatra recién egresada de la escuela de medicina que se enfrenta cara a cara con la realidad. Ya no son más libros y textos, ahora son gente de verdad, con problemas reales. Esta situación asusta a Verónica, pues se da cuenta que ella comparte esos mismos miedos, es por eso que empieza a plantearse la misma pregunta ¿Porqué sufro?

En el amor, Verónica tiene gente que la ama pero ella se siente que no tiene una tendencia al romance. Se burla de aquella persona que la mira a los ojos y le pronuncia un "te amo". En el trabajo, no logra comprender cual es su papel, le da miedo aceptar responsabilidades y sobre todo teme no ser la correcta juez para examinar un paciente, pues ella considera que ella es la que debería ser examinada.

En la familia, la relación con su padre es ejemplar pero a Verónica le abruma ver que las canas de su viejo van trasladándose hasta su propio cabello negro. Se mira en el espejo detalladamente, contado los rasgos de la edad en su rostro. Verónica se rehusa a envejecer y su conflicto reside precaisamente en esto, ahora depende de ella el aceptarlo o seguir evadiéndolo, cayendo en un mundo de excesos.

Seductor, Gomes realiza una película confrontadora para el espectador ¿Qué nos hace felices realmente? _¿Cómo en este mundo de caos, urbanismo y crecimiento masivo logramos crear una vida plena y que satisface nuestro concepto de felicidad? Es una pregunta aterradora y muchos jamás encuentran realmente la respuesta.

Pero el director decide abordarla de una manera muy humllde. No subestima al personaje, al contrario le da una cualidad enorme, el darse cuenta que esta pasando por un momento crucial. Este pequeño detalle de aceptación, hace que la película no sea solamente un drama exaltado sobre la condición humana, si no un sincero retrato de una factor ineludible: la evolución de la vida.

Este es el tercer largometraje que el director presenta en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, definido por el mismo como "un drama existencial Sartreano", asegura que aunque en el Brasil contemporáneo existe el sol, el mar y el carnaval; también existen vacíos en la vida de los jóvenes.

Aunque cuenta con pocos largometrajes en su filmografía Gomes ha logrado apropiarse de un lenguaje cinematográfico propio; puntual y metódico pero sobre todo muy humano. A su vez, confirma su tendencia hacia la nostalgia de la vida y la belleza innata de la tristeza.

05.03.2013

Fernando García


Fernando Garcia / Estudió Dirección y Guionismo en la Academia de Arte de San Francisco en California. Ha trabajado como programador para el Festival Latinoamericano de San Francisco y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara. Mide 1.87, tiene cara redonda y dicen que se parece mucho a su papá.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*