siguenos
Hasta pronto, Les Blank

Uno de los documentalistas independientes más importantes -aunque poco visitados- que nos ha dado el cine estadunidense, Les Blank, falleció este domingo en su hogar, en la ciudad de Berkeley, California. Con 77 años de edad, el cineasta padecía un cáncer de vejiga, mismo que finalmente provocó su muerte según la información que dio a conocer su familia. Aquí ofrecemos un vistazo a esta interesante y excéntrica figura del cine internacional.


por Arantxa Sánchez


Leslie Harrod Blank Jr. (1935-2013) estudió en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, donde se graduó en con aspiraciones a ser escritor, sin embargo con la obra de Ingmar Bergman, y en específico el filme El séptimo sello (Det sjunde inseglet, 1957), comenzó a interesarse por el cine.

Así, inició sus estudios en la escuela de cine de la Universidad del Sur de California para después fundar su compañía de producción en 1967. Durante un tiempo, Blank se dedicó a la producción de material educativo que pronto se convertiría en la esencia de su posterior trabajo.

Les Blank, nombre que adoptó al inmiscuirse en el trabajo cinematográfico, es reconocido por su larga trayectoria de más de cuatro décadas, en los que realizó un interesante acercamiento sobre la condición humana desde la cultura estadounidense. Su obra trata sobre la periferia de la sociedad norteamericana, aquello que trasciende fronteras y tradiciones, lo que es ignorado y desechado: la música y la comida, como elementos destacados.

Para el critico de música John Rockwell, su obra estuvo plagada de la construcción de retratos bien enmarcados en contextos sociales acompañados de una excelente fotografía y una yuxtaposición poética entre sonido e imagen. Así, Les Blank destacó al realizar trabajos de poca extensión, brillantes y bien construidos que se alejaron del convencionalismo documental.


Al registrar expresiones musicales, Blank dejó a un lado las divisiones geográficas y culturales: acordeonistas en Hot Pepper de 1973 sobre Clifton Chenier, trompetitas (In Dizzy Gillespie de 1965), violinistas Sprout Wings and Fly de 1983 sobre Tommy Jarrell, y guitarristas The Blues Accordin to Lightnin Hopkins de 1968, fueron parte de un mismo proceso de creación humana.

Etnógrafo, etnomusicólogo o antropólogo, todo contenido en la obra del señor Les Blank. Al saber que su obra estaba dirigida a personas reales, Blank intimó con su trabajo y desarrolló un verdadero reconocimiento con la gente que interactuaba. Él no sólo observó, sino que participó. Tanto así, que de su trabajo socio-visual sobre la cultura fronteriza entre México y Estados Unidos en Chulas Fronteras (1976) se desprende un cortometraje más acerca de la música norteña de las mismas zonas títulado Del mero corazón (1979).

Su trabajo más famoso fue el dedicado a uno de los pilares de la generación del Nuevo Cine Alemán, Werner Herzog Eats His Shoe (1979), en donde el cineasta tiene que comer, literalmente, sus zapatos al cumplir una apuesta con Errrol Morris. Aquí, sin duda, Les Blank capturó uno de los momentos más bizarros y honestos de la historia del cine. Además en los 80, Blank se internó en la selva peruana junto a Herzog mientras éste realizaba su película Fitzcarraldo (1982), logrando así uno de los obras/retratos más sinceros sobre un director que quedó registrado en Burden of Dreams (1982).

Para Leslie Harrod Blank Jr., el sentido de todo su trabajo documental se basó en el deseo de hacer que la gente colocara su mirada en otras culturas, de acercar un ambiente diferente para compartirlo en el presente y el futuro. Con su muerte a causa del cáncer que padecía, Les Blank heredó una forma particular y única de observar el mundo, de aproximarse y conocer gente, música y tradiciones a través de una exploración poética: su trabajo.

Para terminar compartimos con ustedes la página web de este realizador, lesblank.com, donde podrán revisar y adquirir su obra completa, y también más abajo dejamos el documento acerca de la apuesta entre Morris y Herzog.

07.04.13



Arantxa Sánchez


@mentecata_
Hace un esfuerzo constante por caminar el línea recta. Le gusta el punto y seguido, la literatura, coleccionar imágenes y ver la tele. Dicen que es odiadora de profesión pero los servicios escolares de su universidad dicen que....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*