siguenos
Del terrible arte de ser feliz
por Alex-Novelo-Moreno

La explotación extrema de la autoexclusión en base a una socio psicopatología exacerbada pareciera una buena base para el escrutinio del ser humano en un suspense inquietante. Sin embargo, en éste filme, Balagueró y Marini (director y guionista) son el borde desde el cual un desarrollo temático mínimamente interesante tropieza con una narrativa que se lanza al desfiladero del género cinematográfico repleto de hirientes obviedades, dolorosas exageraciones y aniquiladoras incongruencias.

La estructura de Mientras duermes (Balagueró, 2011), que principia entreso├▒ada, dando nota a una secuencia animada, confidente y cómica entre los gui├▒os de César y Clara (Tosar y Etura, pareja fuera del celuloide), pronto se vuelve la cama en la que los clichés, contradicciones y cabos sueltos tienen una orgía ÔÇôaparentemente clorofórmica, pues los personajes ni se enteranÔÇô poco digna de los elementos polánsko-hitchcockianos con los que ha sido comparada. Esto último es por las coincidencias, y no más que eso, en el plano anecdótico: un terrible sujeto vive de ti, junto a ti, sobre ti y no lo sabes; las calcas falsas de personajes genéricos intercambiables: la falsa madre semiausente (Rosed), exigente, pedestálica y su avejentada contraparte necesitada y aborrecidamente frágil, y el escenario unitario: un edificio, sus recovecos y espacios comunes, vagamente explotados.

El filme y su protagonista viven de a poco y se mueren de nada. Entre delirios de insuficiencia laboral (a pesar de que el tipo tiene un trabajo donde no hace nada y recibe el pago que el 10% de espa├▒oles en paro quisieran siquiera so├▒ar), trampas, complots, autocomplots, chantajes apenas sostenibles (una vivísima y pornógrafa escolapia prepúber que se convierte en el mayor y más peligroso enemigo del conserje); pseudosoluciones salidas del libro de texto del género en serie B; insultos velados (más hacia la inteligencia y aguante del espectador que entre los personajes que lo son todo menos directamente incorrectos) y subtramas inclonclusas (┬┐es la Madre una víctima más de su propio aterrado silencio, o la verdadera progenitora del emo proactivo protagonista?). De nada más que, básicamente, del sufrir su propia incapacidad de evolucionar fuera de los límites de lo predecible.

Balagueró reafirma que es un director poco más que encasillable y poco hábil para el juego con los guiones, sus personajes, estructuras, fuerzas y debilidades y mucho menos con el significado temático-conceptual-narrativo de la imagen misma incapaz de verdaderamente formar un lenguaje propio (después de 10 filmes de ficción con modos y maneras similares) dentro de los géneros sobre-explotados, como los que usualmente aborda falazmente una y otra vez.

Disculparan la digresión pero sus filmes más exitosos [REC] y [REC] 2 no son innovadoras, ni revolucionarias más que en el medio ibérico, habiéndose explotado recursos similares 10 a 15 a├▒os atrás en EEUU. Es un director que sabe dónde colocar la cámara, sí, sólo que no logra trascender lo necesario y el retrato ordenado, justo, frío, hueco y hasta condescendientemente referencial de historia con puntos de partida interesantes pero desarrollos que tristemente no despegan más que para caer en oquedades desprovistas de ingenio, ya no digamos intensión dramático-actoral, o propuesta audiovisual alguna, que ni siquiera se atreve a experimentar un poco con una banda sonora acorde a la época que retrata, y en vez de eso se engolosina el director, en compa├▒ía de Lucas Vidal, para preestablecer las modalidades musicales típicas del cine de suspenso, pero de al menos veinte a├▒os atrás. Ni siquiera por el hecho que nuestro antiheróico protagonista es adicto a la radio, se permite proponer un juego entre un medio sonoro y otro.

Ante todo, al pie del desfiladero, Mientras duermes se yergue como un film digno de un domingo sin ocupación alguna. Se resiente poco comprometido, dado por hecho y somnolientemente aferrado al suspenso-en-piloto-automático. Es, creo, necesario que los directores de género hispano-latinoamericano se dejen de la cómoda y absurda creencia de que el fin es hacer bonitas películas que funcionen, cuando el objetivo básico debe ser crear y exponer memorables filmes que trasciendan.

16.01.12

Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
16.01.12
edurne dice:
A mí si me gustó la película, pero si era como muy predecible todo, si es para pasar un domingo con palomitas o verla con boletos gratis del cine como yo XD, bueno sólo me hizo pensar en la gente que sí habla a la radio a esos programas como para que los rega├▒en, digan que hacer o sacar sus penas, la gente se siente muy sola y eso es una realidad, pero de eso a enloquecer quien sabe cuanta ┬Ębanda┬Ęsi lo haga XD. saludos!
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*