siguenos
Capitán Phillips

por Isabel Ocadiz

 

Las producciones de compra-venta hollywoodenses no cuentan hoy en día con un grupo de guionistas que aporten una estructura narrativa adecuada, así generaron la idea de adaptar al cine un Best Seller biográfico, escrito por el Capitán Richard Phillips, después de que su barco, de nombre "Alabama", fue secuestrado; una historia real, redituable por el contenido de efectos especiales (o motion graphic) anexos en el guión. En efecto, nos lleva a pensar que la película tiene el 50% de probabilidad de recuperar la inversión y posicionarse como un comercial de videocentros –si es que aún existen– pero ¿cuál será la sorpresa?

La película de Greengrass, da prueba de que la fórmula utilizada para hacer cine de evasión en Hollywood tiene enormes alcances, siempre que el argumento sea bueno y un actor con técnica especifica este aguardando el momento preciso para llorar o sonreír. La película Capitán Phillips (2013) contiene golpes dramáticos correspondientes a una cinta industrial acostumbrada: un barco, un héroe, secuestro, tiroteo, problemas raciales; las salas estarán llenas, no obstante, los fanáticos del “lugar común” se decepcionarán, pues Hanks va a evolucionar el lenguaje del propio escritor.

Tom Hanks impulsa el filme desarrollando su más exquisita técnica actoral para demostrar un profundo trabajo sensitivo, así es como reestructura la idea original y transforma al Capitán Phillips en una película de corte psico-cultural que transgrede el cine basado en libros de importantes autores, pues nunca se esperaba que la película fuera a demostrar que una novela comercial puediera volverse una película de valor para la crítica y el público. En efecto es el extraordinario actor el que consigue que la historia popular se convierta en un ensayo literario dentro del cine. También consigue desarmar una producción que tenía el rumbo de ser llanamente comercial, para convertirla en una apreciación emocional, a partir de un personaje ficticio hasta detallar el miedo versus valentía de un personaje verídico. Capitán Phillips experimenta una realidad biográfica gracias a Hanks, sin duda, la actuación emotiva va más allá de derramar una lágrima, no es sólo un drama, es una interpretación corporal y gesticular que revela el contenido psíquico ante un secuestro. Hanks es el espejo preciso de la conducta humana que atraviesa por el peligro de muerte.

El inolvidable Forrest Gump permanece en la memoria hasta que surge la explosión realista que llega de manera excitante a la carrera del actor con su personaje de Phillips, quizá mejor vivido que el mismo Richard Phillips. Tom Hanks crea un espacio sensorial para la psicosis, hace contacto con el público, atraviesa la tela más gruesa del cine comercial y se atreve a sacudir las fibras más sensibles del ego masculino; el ser humano en la complejidad de una existencia amenazante. Tom no pudo haberlo hecho mejor en un teatro al romper la cuarta pared o dar señales de ser el maestro de la improvisación, pues en carne propia destaca su actuación y revela por medio de su expresión facial un sin número de monólogos internos. Hanks nos regala un viaje a su inconsciente artístico, donde conjuga el yo y el súper yo.

 

22.12.13



Isabel Ocadiz


Directora y escritora, cómplice de la ensoñacion y la poética que generan 24 imágenes por segundo.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*