siguenos
Adiós, Angelopoulos, adiós
a modo de celebración para Julio Durán

Theo Angelopoulos, cineasta aquejado de una fuerte y contagiosa melancolía, murió ayer a los 76 años, atropellado por una moto en una calle del barrio de Drapetsona, en Atenas, donde estaba buscando locaciones para su último trabajo, hoy inacabado, titulado El otro mar. Según los medios griegos, la moto era conducida por un policía que se encontraba fuera de servicio. El cineasta fue ingresado con graves heridas a un centro hospitalario, y una fuerte hemorragia cerebral acabó con su vida.

Su muerte recuerda otro final de vida tristemente célebre: el del arquitecto-fenómeno, Antoni Gaudí (1852-1926), caído por culpa del transporte público. Un tranvía lo derribó al pasar por la Gran Vía de las Cortes Catalanas, dejándolo sin sentido, cuando se dirigía a la iglesia de San Felipe Neri, que visitaba a diario para rezar y entrevistarse con su confesor, mosén Agustí Mas i Folch. Murió tres días después, medio descuidado, hospitalariamente hablando, a los 74 años, y, al igual que el realizador griego, en la plenitud de su carrera, teniendo en sus manos su obra más ambiciosa, aún hoy en proceso: La Iglesia de la Sagrada Familia.

Angelopolus había ya hablado de su proyecto de El otro mar el verano pasado. Dijo que se sentía tocado por lo acontecido entre Grecia y Europa, y trataría de representarlo en cine: “Europa fue un sueño que se desplomó con gran rapidez”, mencionó al hablar de su más reciente trabajo que queda hoy y por siempre inconcluso.

Varias obras maestras cubren de gloria su filmografía de intachables planos secuencias, pero una joyita de menos de un minuto, que trabajó para el proyecto Lumière et compagnie (vv.aa., 1995), lo puso idealmente entre los pioneros más agrestes y geniales de la historia del cine. Quede este pequeñísimo homenaje en memoria de aquel que ahora espera la resurrección de los muertos para seguir filmando la vida

25.01.12

Praxedis Razo


Un no le aunque sin hay te voy ni otros textículos que valgan. Este hombre gato quiere escribir de cine sin parar, a sabiendas de que un día llegará a su fin... es lo que más le duele: no revisar todas las películas que querría. Y también es plomero de avanzada. Mayores informes y ofertas al 5522476333. ....ver perfil
Comentarios:
25.01.12
Vena Georgakopoulou dice:
Con lesiones cerebrales graves e irreversibles, con un paro cardíaco en puerta, la ruptura del bazo, el riñón y el estómago y sangrado profuso por las fracturas del sacro. Pero recuerde, me acuerdo, te juro que voy a recordar toda mi vida, que nos sonrió antes de entrar en la sala de operaciones.
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*