siguenos
Witchfinder General, un acercamiento

 

por Natalia Sainz Pacheco

 

Cuando las brujas arden (Witchfinder General, 1968) de Michael Reeves es un retrato de la decadencia humana justificada a través de la religión. Una crítica a los crímenes cometidos en el siglo XVII en Inglaterra en nombre del creador; mostrando el abuso de poder sobre sus ignorantes súbditos, aprovechándose de ellos para satisfacer sus más oscuros y degradantes deseos, reflejo de una filosofía doble moral.

Ésta es una película cargada de significados que podemos apreciar en el color y elementos simbólicos que nos sugiere el montaje, una creación más allá de lo evidente. Witchfinder General no nos habla simplemente de brujería, el tema es un mero pretexto para mostrar realmente el terror y la maldad del ser humano, no es una cuestión de fanatismo injustificado, sino de la ambición del ser humano y su propia destrucción al dejarse llevar por ella.

Mostrándonos nuestro lado más violento y salvaje, la película busca cuestionar la idea de maldad y oscuridad que generalmente colocamos fuera de nosotros, sin pensarnos como protagonistas de ella; relacionándola con elementos ajenos de los cuales somos víctimas.

Con un personaje principal como Matthew Hopkins[1] (interpretado por Vincent Price), un despiadado cazador de brujas, podemos demostrar que no es creíble ni necesaria esa victimización, cuando el verdadero horror viene de adentro.

El filme contiene actuaciones muy bien logradas, especialmente las del veterano Vincent Price y Hilary Dwyer, representando de forma verídica la psicología humana en sus diferentes facetas. Se acompañan, por un lado, con escenas absolutamente escalofriantes que nos estremecen gracias a la interpretación, y a elementos terroríficos (que se encuentran siempre presentes como los gritos de dolor y desesperación), por el otro; así el realizador Michael Reeves lleva a cabo una crítica social sobre un hecho histórico[2], contado de manera elocuente, combinando elementos de romance, acción, suspenso y violencia, logrando un análisis profundo sobre la crueldad, su justificación y la relación con el ser humano.

 

14.06.16


[1] Se trata de un personaje real que durante la Guerra Civil Británica fungió como cazador de brujas. Nota del editor.

[2] Que tuvo como fuente la novela homónima de Ronald Bassett. Nota del editor.



Mr. FILME


@FilmeMagazine
La letra encarnada de la esencia de F.I.L.M.E., y en ocasiones, el capataz del consejo editorial.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*