siguenos
Nathan Silver y su Maldito cielo

por Julio César Durán

 

El reaizador estadounidense, Nathan Silver (Exit Elena, 2012; Uncertain Terms, 2014), charló con nosotros acerca de su quehacer en el ámbito fílmico independiente. Lugar poco hospitalario para un creador pero prolífico para maneras diferentes y audaces de rodar una película. Definitivamente es el espacio para cineastas que lo apuesten todo.

Silver, quien lleva en su haber media docena de largometrajes, totalmente fuera de cualquier industria comercial, está seguro de que aquellos cineastas que dicen saber lo que hay detrás de sus películas, deben ser unos mentirosos. Al abordar con él temas como la soledad y las conductas compulsivas, presentes en Stinking Heaven (Maldito cielo, 2015), y preguntarle qué más hay debajo de su largometraje, afirma que no tiene la menor idea.

"No tengo idea de lo que hay detrás de esta película o cualquiera de mis películas, y no es algo que me gustaría saber. Hay razones por las cuales la hice, por supuesto, pero todas ellas son muy pragmáticas y probablemente aburridas de leer", apunta.

Como gran parte de los realizadores norteamericanos, Nathan Silver es un contador de historias. Con respecto a sí mismo como narrador, le preguntamos qué le llamó la atención de una comuna para decidir que ese sería su personaje principal, su llana respuesta fue que "quería rodar a un montón de personas y quería rodar un caos".

F.I.L.M.E: Es cierto, tenemos muchos personajes ¿cómo resolviste el punto de vista a la hora de editar tu película?

Nathan Silver: Nos dimos cuenta de que el personaje principal era la casa después de intentar editar distintas versiones señalando a un solo personaje como protagonista. La única manera de editarlo, de alguna manera un poco coherente, era justo dar con el hecho de que no había protagonista a excepción del grupo mismo.

 

F: ¿Por qué situar Maldito cielo en los años 90 y por qué meterse en la dificultad del  formato de TV en el que se filmó?

N. S: Mientras estaba imaginando la historia, hice un montón de investigación sobre las sectas y drogas, y sobre los documentales que había visto desde la década de los 80 y principios de los 90. Durante el tiempo en que observaba esas películas, recordé aquella sensación de fatalidad y ansiedad asociados con este período, cuando yo era un niño pequeño, y cómo la tecnología de la época capturó perfectamente esa sensación.

 

F: Cuéntanos sobre la manera de hacer cine con una cámara de hace más de 20 años.

N. S: Fue grandioso. A diferencia de la alta definición, la cual da una representación mediocre de la realidad, la tecnología analógica distorsiona y cambia la realidad de manera inmediata.no tienes que esperar a que llegue la corrección de color.ves lo que estás buscando inmediatamente.

 

F: ¿Tienes experiencias cercanas a una comuna como la que se muestra en Stinking Heaven?

N. S: No. Ciertamente los sets de filmación son como comunas temporales la mayoría de las veces. Parte de mi familia estuvo involucrada en algunas comunas, pero no estoy muy seguro de por qué he elegido este entorno, excepto por el hecho de que me sentí atraído por el caos inherente a él y la volatilidad de todo.

 

F: Con 6 largometrajes en tu haber, ¿cuáles son los pros y los contras de un cineasta  independiente en pleno Siglo XXI?

N. S: No lo sé. Es una compulsión esto de hacer películas. Estoy en banca rota y estoy entrando en la mitad de mis años 30. No tengo ninguna manera de mantenerme a mí mismo y estoy siempre en el camino. Me gustaría creer que los presupuestos se harán más grandes cada vez y que ello me permitirá hacer algo de dinero para mí, pero en este momento, es una afición y no un trabajo. Voy a la banca rota pretendiendo que es un trabajo.

 

Antes de despedirnos de Nathan, y retomando su idea de que un set cinematográfico se vuelve como una comuna, le preguntamos si tanto el cine comercial como el independiente tienen su propio "cielo apestoso" (título original y con el que Stinking Heaven se exhibió en FICUNAM). Al principio, un tanto confundido por la pregunta contestó "espero que sí", y al preguntarle si cree que las producciones independientes son similares a Maldito cielo respondió un rotundo "Sí. Aunque, afortunadamente, éstas películas usualmente tienen una vida más corta."

 

29.06.16

Julio César Durán


@Jools_Duran
Filósofo, esteta, investigador e intento de cineasta. Después de estudiar filosofía y cine, y vagar de manera "ilegal" por el mundo, decide regresar a México-Tenochtitlan (su ciudad natal), para ofrecer sus servicios en las....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*