siguenos
David Zonana y Mano de obra

por Julio César Durán

 

Un filme complejo, una ópera prima que nos lleva por una serie de ironías y conflictos entre dos clases sociales contrastantes. Eso veremos en Mano de obra de David Zonana quien nos regala unas palabras a propósito del estreno de su película.

 

Para empezar, me gustaría que habláramos un poco de las generalidades: Ópera prima mexicana, ¿qué implica? Quizá es una pregunta cliché, pero ¿cómo se logra?

Para mí, no es tan cliché como suena porque yo sí lo considero un logro importante, si no es que el más importante en la carrera de un director… hacer la primera película.  No me imagino que pueda haber algo igual de difícil, aunque todos los que han hecho muchas me han dicho que cada una es igual de difícil. Eso es lo que cambia un poco las cosas, que cuando eres joven y estás aprendiendo o tienes el sueño de hacer una película, realmente no tienes la seguridad de poder hacerla; sin embargo, después de hacer una película cambia todo porque por más que haya nuevos retos sabes que ya lo hiciste una vez y sabes que puedes volver a lograrlo… Ya subiste la montaña una vez, lo puedes hacer dos veces, ¿no? Para mí significa eso, el tener la confianza de saber que puedo hacer más películas.

¿Qué te gusta ver? ¿En qué estabas pensando? Si es que estabas pensando en alguna imagen, el algún director, en alguna escuela…

Bueno, obviamente podría decir que en Mano de Obra pensé bastante en Buñuel porque sí es una referencia directa por el tipo de cine que hacía y los temas que abordaba. Pero en general yo disfruto todo tipo de cine. Yo no estudié cine y mi entrada al mundo de cine fue un poco tardía, así que en estos últimos 7 años he visto todo tipo de cine y he disfrutado mucho del camino y he aprendido mucho de directores que me gustan.

¿Por qué echarle el ojo a esta historia? Ciertamente los personajes son de clase trabajadora y tú estás lejos de eso, ¿por qué ver a esos personajes… que quizá no te apelan directamente?

Si los directores o escritores sólo pudieran hacer proyectos que están muy cercanos a ellos, creo que habría muy poca diversidad. Es por eso por lo que no lo veo como un punto válido ni inteligente. Creo que todos los humanos tenemos la capacidad de adentrarnos en otros mundos y entenderlos para poder expresarlos por medio del arte.

¿Te interesaba esa cuestión de clase? Porque encuentras una historia muy interesante en donde los personajes se insertan en una situación que vivimos todos los días como lo es el choque de clases sociales…

La idea y la intención para mí más que hacer una película sobre la lucha de clases es hacer una película sobre la corrupción humana, la moral y el empoderamiento. Considero que psicológicamente el ser humano es el ser más inteligente que conocemos, pero eso no lo hace ni cerca de poder ser perfecto ni moralmente completo. Eso es algo de lo que yo quería hablar en el contexto de la disputa de lucha de clases y donde surge la posibilidad de estas fallas morales.

¿Por qué elegiste hacer la película de esta manera? La cámara es muy puntual y sí hay un estilo muy definido, quisiera saber si la cámara fija es una decisión o intuición…

Es una decisión por dos motivos principales, uno de ellos es porque como sabes los actores son albañiles reales, no son actores… Para mí era importante esto porque siento que le aportaban algo a la historia y esas dinámicas serían difíciles de recrear con actores. También quería que se sintieran cómodos y pudieran ser ellos mismos en la película, y una de las formas era tener una cámara poco invasiva que no les estuviera recordando que estaban en una grabación. Por otra parte, intenté no apuntar dedos hacia la lucha de clases, no quise decir quiénes son los buenos y quienes los malos. Es por ello por lo que intenté ser lo más objetivo posible en la historia y mostrar la realidad desde mi punto de vista. Y creo que la cámara no tenía que manipular emocionalmente de ninguna forma y es por eso decidí que fuera una cámara espectadora, distante y fría.

Además tienes a un actor con un registro amplío y con muchas tablas: Luis Alberti. ¿Cómo le hablas a un actor así? ¿Qué le sugieres?

Luis siempre fue muy respetuoso, entendió muy bien y se entusiasmó con el proyecto que estaba sobre la mesa, además de que era su primer protagónico. Así que también para él fue algo nuevo igual que para mí, así que estábamos en las mismas condiciones. Toda su experiencia me sirvió mucho a la hora de crear ese mundo de hiperrealismo entre los actores y los actores no profesionales.

¿Cómo le hace un director para lograr aterrizar a los actores profesionales y los no profesionales?

Más que lograr que los albañiles estuvieran al nivel de Luis, era lograr que Luis estuviera al nivel de los albañiles. Que se mimetice con ellos. Crear una combinación en la cual no se note quién es el actor o no. Quería que fuera real.

Para cerrar, si no tuviéramos que revelarle nada al espectador antes de ver la película, ¿con qué dirías que es con lo que se va a enfrentar?

Yo creo que se va a enfrentar con el México de hoy en día, con el resultado de años y años de historia específicamente política y a dónde nos ha llevado eso en términos de ambición, de corrupción y de moral para ser conscientes de cómo somos como sociedad y cómo nos tratamos los unos a los otros y poder cuestionarlo.

23.09.20

Julio César Durán


@Jools_Duran
Filósofo, esteta, investigador e intento de cineasta. Después de estudiar filosofía y cine, y vagar de manera "ilegal" por el mundo, decide regresar a México-Tenochtitlan (su ciudad natal), para ofrecer sus servicios en las....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*