siguenos
Suicide Squad: villanos políticamente correctos

 

por Qornelio Reyna

 

Mucho revuelo causó en México el estreno de Escuadrón Suicida (Suicide Squad, David Ayer, 2016) durante su primer fin de semana gracias a varias cosas: primero, la polémica ocurrida con Batman vs. Superman (o El origen de la justicia, Snyder, 2015); luego el escándalo de Cinemex al no proyectarla debido problemas con la distribuidora, Universal Pictures; por supuesto las malas críticas previas a su estreno, y finalmente las altas expectativas de los fans (y no tan fans) que ocasionaron un hype bastante alto.

La cinta proclamada como el renacer del universo cinematográfico de DC nos recuerda bien una cosa: tanto Warner como DC necesitan tomarse tiempo para pensar su abordaje a las historietas, pues al igual que su predecesora, el filme que reúne a Jared Leto, Will Smith y Margot Robbie es apresurada y temerosa.

Empezando por cosas básicas como el montaje, esta película pretende presentarnos a muchísimos personajes a través de la narradora Amanda Waller (Viola Davis) y no aprovecha sus protagonistas para mostrarse a sí mismos. Durante los interesantes minutos dedicados a ello, y en casi toda la cinta, se hace galanura de una excelsa banda sonora, utilizada de manera anticlimática en momentos innecesarios o con una duración que apenas si permite parar oreja.

Después, la urgencia de iniciar la acción y el conflicto apresura el nacimiento del escuadrón, evitando la supuesta hermandad que los actores presumieron en el set,  dejando a un buen número de personajes de lado. Eso sí, Deadshoot (Smith) hace presencia durante toda la película sin dejar lugar a dudas: le gusta robar pantalla.

A la par, Harley Quinn (Robbie) y Rick Flag (Joel Kinnaman) los personajes más desarrollados. Harley será nuestra guía para conocer al Joker de Jared Leto, quien lamentablemente aparece porque ya había sido muy publicitado, pero quien a todas luces resulta, igual que otros, un personaje de relleno. Sin embargo Leto deja un par de migajas de lo que seguramente sería un Joker decente y novedoso.

Ya iniciada la intrusión de los villanos, éstos enfrentarán a la más villana, Enchantress (Cara Delevingne), quien también pierde fuerza por lo plano de su participación. Pues claro, lo importante es saber que los villanos reclutados también tienen sentimientos y luchan por una razón.

Es aquí cuando todo va mal. Cualquier error de montaje o guión podría pasarse por alto, porque admitámoslo, la película es entretenida, sin embargo, es políticamente correcta… demasiado. Al final no es una película de “malos” contra “peores”, sino una de “buenos” vestidos de “malos” contra una villana simplona y sustituible.

Si 20th Century Fox ya nos demostró con Deadpool (Tim Miller, 2016) que los antihéroes sí tienen lugar en el cine, DC podría ser más atrevido e incómodo, por no decir adulto. No a un nivel de Batman v. Superman, sino a un nivel de humor negro, de acción violenta y comedia subida de tono. ¿O dónde quedan esas escena filmadas del Joker maltratando a Harley? ¿Dónde está la sátira o la profundidad psicológica que tanto presumían?

Y no es que deban hacer exactamente lo que se hizo con el antihéroe marvelita, pero sí pensar que si tienen a los peores villanos de DC, muchos de los cuales eran desconocidos para los no tan fans, se podría haber sido más cínico. Pero no, David Ayer y compañía nos llevan a conocer a unos villanos bastante blandos. Hasta parece que el Batman de Ben Affleck en el fondo es más siniestro que todos éstos.

Tristemente nos llega un universo cinematográfico patas para arriba, con villanos buenos y superhéroes dudosos de su bondad. Ahora a apostar todo por Justice League, otra película que será un pastiche de grandes personajes antes de que lleguen sus películas en solitario.

No sabemos a qué esté jugando DC, pero queda claro que su competencia frente a Marvel va por mal camino y tal vez sea eso: se necesita otro camino alejado a lo que ya se ha hecho, porque hay que reconocer que el género se lo lleva Marvel, pero eso no cierra todas las puertas.

Aún ya en su madurez, el cine de superhéroes podría encontrar una joya escondida que le de una vuelta de tuerca. O tal vez  la gente de DC y Warner deberían quedarse en las salas de animación y seguir haciendo lo que tan maravillosamente hacen con sus filmes de dibujos animados.

 

09.08.16



Qornelio Reyna


@Johnny_Mofeta
Comunicólogo en formación, cinéfilo de vocación con esperanzas de realizar estudios cinematográficos en alguna institución, en la calle, en las salas, afuera del Elektra viendo las películas del canal 9... donde sea.....ver perfil
Comentarios:
24.08.16
Abril dice:
Yo fui a ver esta cinta con taaaaan pero taaaan bajas expectativas que me gustó, obviamente tiene muchas fallas pero las sentí de menor peso en comparación con la de Batman vs. Superman. Sentí que a la villana le faltó más presencia y tal vez, a una mejor actriz, Cara Delevingne me cae bien y todo pero creo que le faltó actuar mejor.
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*