siguenos
Tesoros

por Gabriela Audelo

 

Cobijada en una atmósfera de felicidad, Tesoros (María Novaro, 2017) es una película realizada por niños mexicanos para niños mexicanos, que pretende mostrar el lado colorido de nuestro país, lejos de la violencia y problemática social actual. La aventura comienza con la llegada de los güeros (Dylan, Andrea y Lucas) a Barra de Potosí, una comunidad de pescadores en la costa de Guerrero, México. Con ayuda de los niños locales emprenderán la búsqueda de un tesoro que creen fue escondido por el pirata Francis Drake cuatro siglos atrás. María Novaro demuestra con este filme, estrenado en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2017, la posibilidad de hacer cine infantil con una formula distinta, construyendo la historia desde el género documental, agregándole un toque de ficción.

Siendo la primera cinta infantil que realiza la cineasta, Tesoros retrata de forma honesta el mundo de los niños en México, ¿Cómo logra esto? Con una producción orgánica, sin guion y sin ensayos, lo que le da ese aire realista que nos adentra en el ambiente de los protagonistas, reflejando su inteligencia, espíritu aventurero y perspicacia.

Jacinta, una niña local hija de biólogos, quién es conocedora y amante de la diversidad animal de la región, es la narradora de la aventura en la que seremos partícipes. A lo largo del filme escucharemos su voz en off introduciendo a los personajes y convirtiéndose en una excelente guía para que no queden cabos sueltos en el relato.

La película se adapta y ajusta a la realidad de los protagonistas manteniendo la cámara a la altura de ellos; nos sitúa desde el punto de vista de Dylan, quien está buscando el tesoro con la ayuda de un mapa y una tablet. En contraste, los adultos casi siempre están situados fuera de campo, fuera de nuestra mirada. Con esto Novaro deja claro, por si aun no nos dábamos cuenta, la realidad que le interesa retratar y desde qué perspectiva.

Seguimos a los niños con los movimientos de cámara (travelling), al ritmo de El Sirenito recorremos Barra de Potosí: además de los pequeños, la música regional y los bailes tienen un lugar protagónico al reflejar la personalidad alegre de los lugareños

María Novaro, mujer referente en la industria cinematográfica, se nutrió de sus vivencias como abuela para articular y contar la historia de este largometraje que fue rodado en 5 semanas. Y acudió a la ayuda de sus nietos, que no son actores, para protagonizar Tesoros. Ellos la inspiraron a embarcarse en un proceso de creación que duró 3 años en el que realizó el guion y lo editó.

Barra de Potosí, como otras entidades del país, es una región azotada por la violencia y la pobreza: pero más allá de este escenario la directora nos ofrece un guiño de esperanza y satisfacción al enaltecer la biodiversidad de las costas mexicanas, nos vuelve testigos de cómo los niños liberan tortugas y aprenden a distinguir las distintas variedades de ballenas que recorren sus costas en la escuela rural y la capacidad que tiene su gente de ser feliz.

Novaro nos regala con su primer largometraje infantil una mirada optimista del panorama del país, enfocando una realidad feliz para los más pequeños, sin subestimar su capacidad de apreciación cinematográfica. Concluyendo que los verdaderos tesoros son ellos.

Tesoros forma parte de la programación de  Ambulante en casa en la sección Ambulantito, la cual tiene como objetivo que los niños puedan disfrutar de otra clase de contenidos.

 

08.05.20

Colaboradora Gabriela Audelo Fuentes


Un buen filme no lo cambio por nada. Amante de la acrobacia en barra vertical ....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*