siguenos
Nominaciones, apuestas y deseos para los Emmy 2014


por Arantxa Sánchez

 

El día de hoy se anunciaron las nominaciones para el Emmy, galardón que reconoce lo mejor de la producción televisiva norteamericana y F.I.L.M.E. les trae algunas teorías, sugerencias, deseos y apuestas para la premiación este 25 de agosto.

Empecemos por la más importante y a la que todos nos interesa: Mejor Drama, los nominados son: Downton Abbey, Mad Men, House of Cards, True Detective, Breaking Bad y Game of Thrones. No es difícil suponer que las tres series fuertes para llevarse el Emmy a casa son Breaking Bad, Game of Thrones, y True Detective. Las dos primeras tienen atrás una gran tradición y, sin duda, ya son hito en la televisión; ambas gozan de una historia y actuaciones memorables, una producción bien cuidada y, sobre todo, un público fiel.

Breaking Bad: lo más lógico sería que cerrara con broche de oro su ciclo de vida (cosa que los fanáticos reclaman), todos sabemos que la transformación de los personajes –y por lo tanto de las actuaciones-  en la última temporada es suficiente para darle el premio, ¿les alcanzará a Vince Gilligan y compañía?

Game of Thrones fue una serie más solida en esta cuarta temporada al definir poco a poco el rumbo de algunos protagonistas con golpes inesperados en cada capítulo que nos regalaron algunas de las escenas más notables de la televisión contemporánea; sin embargo, no hay que dejar de lado que el año pasado los jurados del Emmy olvidaron, por ejemplo, la escena de la Boda Roja y dejaron a “GoT” sin reconocimiento, los fans tememos y sabemos que cualquier cosa puede pasar.

Por su lado, True Detective es una de las consentidas que en poco tiempo llamó la atención de críticos y espectadores por igual, es una serie policiaca condimentada con algunos guiños interesantes de cine negro, aspectos sobrenaturales y dilemas existenciales en sus protagonistas; para muchos puede ser la sorpresa de este año porque realmente tiene elementos visuales, sonoros e interpretativos que defienden su candidatura (altamente recomendable).

Mad Men sencillamente no puede ganar porque la segunda parte de su séptima y última temporada se transmitirá hasta el año que viene, tiempo suficiente para plantear un digno cierre a otra de las producciones televisivas más grandes de la actualidad. Quién sabe, quizá el siguiente año ella sea la que arrase con las nominaciones y los premios. House of Cards y Downton Abbey ya ganaron premios importantes como mejor director y mejor miniserie respectivamente, pero aún les falta plantear con mayor firmeza la problemática de sus historias para poder tener sobre sí el peso de un premio como éste.

¿Quién se lleva el Emmy? Aunque a los fans de “GoT” nos duela, el premio es para Breaking Bad porque, aunque nadie niega su calidad, es una serie que ya terminó: elemento clave en el jurado para reconocer lo que nos regaló durante cinco años.

 

Las (gratas) sorpresas

Es bueno saber que en el mapa están series como Fargo, basada en la película de 1996 de los hermanos Coen (sí, así como lo leen). En esta producción es una delicia seguir las transformaciones –y actuaciones– de los protagonistas: Lorne (Billy Bob Thornton) y Lester (Martin Freeman) en una atmósfera de violencia y muchísimo humor negro. Otra de esas joyas de la televisión que, esperemos, se lleve el galardón a Mejor Miniserie.

El deseo: esperemos que por respeto a la audiencia no gane American Horror Story: Coven, que hasta la fecha ha sido la peor temporada de la serie: menos agresiva, más burda y que terminó siendo la historia de unas brujas adolescentes con un final atípico cuasi feliz.

El premio a Mejor Actriz Drama queremos que se lo lleve Robin Wright y su excelente papel de esposa fría y calculadora en House of Cards pero sabemos que los Emmy son complacientes y por ahí también sobresale Julianna Margulies con una no tan despreciable quinta temporada de The Good Wife.

Mejor Actor Drama, sin duda alguna, está en manos de tres grandes: Bryan Cranston por Breaking Bad, Matthew McConaughey por True Detective (seamos sinceros, aunque es muy bueno que nominen para un premio choncho a los dos protagonistas de una serie, Woody Harrelson no tiene suficiente ante McConaughey) y Kevin Spacey por House of Cards. ¿La decisión? Si seguimos la lógica del homenajeo a una serie grande que se acaba, sin duda el premio será para Cranston (sin demeritar su trabajo actoral) pero no hay que perder de vista que McConaughey está, quizá, en el mejor momento de su carrera con un Oscar en la bolsa y una actuación cliché pero muy interesante en True Detective y bueno, Spacey es otro que ya tiene una carrera larga en la actuación y su desempeño en House of Cards lo está convirtiendo en otro personaje memorable que será recordado en la cultura popular.

En un mundo ideal dicho galardón sería para Jon Hamm por Mad Men. Si bien la serie de la AMC está un poco olvidada, la interpretación en la sexta y séptima temporadas, del gradual declive de Don Draper, es sobresaliente porque ha sido lenta, sutil, una despedida con clase que sólo puede merecer el icono de la publicidad.

Mejor Actriz Secundaria de Drama: todos exigimos que sea para Lena Headey de Game of Thrones porque ser Cersei Lannister no es cosa fácil: gestos, miradas, discursos, expresión corporal, todo, absolutamente todo es producto de un trabajo constante que se ha acumulado durante cuatro temporadas. Ese premio ya es justo y necesario.

Mejor Actor Secundario de Drama: sí, la pelea es reñida entre Aaron Paul por Breaking Bad y Peter Dinklage por Game of Thrones. ¿Veredicto? Aunque Walter White es poco sin Jesse Pinkman, todos hemos sido testigos de uno de los mejores discursos en una serie de televisión en manos de Tyrion Lannister al momento de su juicio. ¡Exigimos un juicio por combate!

 

(…esperamos que el año próximo aparezcan nominadas The Leftovers (HBO), Halt and Catch Fire (NBC) y Penny Dreadful (Showtime) para renovar, romper favoritos y no morir en el intento).

Continuará…

 

10.07.14

Arantxa Sánchez


@mentecata_
Hace un esfuerzo constante por caminar el línea recta. Le gusta el punto y seguido, la literatura, coleccionar imágenes y ver la tele. Dicen que es odiadora de profesión pero los servicios escolares de su universidad dicen que....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*