Una gran película que se sale del terror convencional pero quizá no sea la más sorprendente del año.
Ryan Gosling y su enrarecido, pero neón, Río Perdido.
Del Toro y su amor convierten la vida en, como diría Gorostiza, una muerte sin fin.
El realizador británico, oriundo de Harrogate, vuelve para hablar de la cotidianidad amorosa.
Una nueva y bella adaptación del clásico llega a la taquilla en medio de la tragedia.
Primeras impresiones de Un monstruo de mil cabezas de Rodrigo Plá.
Aletargado, Bond llega a la cartelera.
Proyección futurista, por Joon-ho Bong, de los problemas más urgentes de la actualidad.
Un retrato para una declaración de esperanza…